Los trabajos de rehabilitación de la 9 Sur-Norte, entre la 11 hasta la 18 Poniente, comenzaron esta tarde con cierres parciales de vialidades, acompañados del malestar de los trabajadores de negocios y de transeúntes, además de una gran dosis de congestionamiento vehicular. Las obras tendrán una inversión de 15 millones 136 mil pesos para renovar  los drenajes, la tubería del suministro de agua potable, instalación subterránea de cableado en algunas calles y el tendido de concreto hidráulico.

Durante un recorrido realizado por Intolerancia Diario, trabajadores destacaron que en tres semanas concluirán con el retiro de los adoquines, para pasar a los trabajos de retiro de tierra y, posteriormente, enfocarán sus labores en la renovación de los drenajes y tuberías de agua para dar paso a la nivelación del piso necesaria para el tendido del concreto hidráulico.

Se prevé que en las llamadas horas pico, el tráfico se incrementará porque los semáforos no se encuentran sincronizados como en la 11 Norte-Sur, 31 Poniente-Oriente o el bulevar 5 de Mayo o 25 Poniente-Oriente.

La distancia de 1.3 kilómetros, tendrá rutas alternas parar que los vehículos y colectivos transiten por la 11, 9, 7, 5 y 3 Poniente. Además de la 2, 4, 6, 8, 10, 12, 14 y 18 Poniente, el resto de las vías alternas son la 5, 11, 17 y 19 Sur-Norte, el bulevar 5 de Mayo, 16, 18, 25 y 31 Poniente-Oriente.

La renovación de esta ruta de gran afluencia vehicular estará lista en diciembre, según se logra leer en una manta plastificada del ayuntamiento, en donde se detallan los montos de la inversión realizada por los gobiernos de la administración federal y municipal.

En el recorrido realizado por este rotativo, se constató que, hasta el momento, solo se encuentra cerrada la circulación en la 9 Sur entre 11 y 9 Poniente y en la 9 Norte entre la 4 y 6 Poniente por los trabajos que iniciaron después de las 13:00 horas.

Los trabajadores se encuentran levantando el adoquín de con picos para apilarlos en los costados del arroyo vial, hasta el momento no hay maquinaria que obstruya paso peatonal en las banquetas. La escena que se puede observar son los trabajadores en las faenas laborales, un camión de volteo y a los oficiales de la secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM).

Agentes de Tránsito municipal intentaron agilizar la circulación vial en ambas zonas, pero el gran número de unidades del servicio colectivo causó que la 11 Poniente luciera como algunas de las calles de la Ciudad de México en donde la circulación es a ‘vuelta de rueda’.

La que se ve algo tranquila es la 9 Sur-Norte, a excepción de los puntos donde hay cuadrillas de trabajadores laborando, solo se observan peatones caminando tranquilamente. La intensa carga vehicular que caracterizó a esta ruta ha disminuido considerablemente.

Malestar por el cierre

Locatarios de los negocios de la 9 Sur y 11 Poniente, además de la 4 Poniente con 9 Norte, precisaron que el único consuelo con los tres meses que durará la obra es que los trabajadores laborarán en tres turnos, según las indicaciones recibidas por la administración municipal.

Uno de los trabajadores  de la miscelánea Mary, de nombre Ángel, destacó que las ventas disminuirán considerablemente hasta que se reinauguré la obra.

Pero aclaró que dentro del  panorama gris se vislumbra que los trabajadores estarán en esas calles las 24 horas del día con las que espera se nivelen las ventas durante la rehabilitación del 1.3 kilómetros de longitud.

Una señora que vive en el edificio que hace esquina con la 11 Poniente y 9 Sur, no quiso dar su nombre, pero  dijo que el adoquín es de muy buena calidad por lo que no deberían cambiarlo por concreto hidráulico, “los adoquines tienen más de 20 años y nunca se ha necesitado reparaciones como el asfalto con los hoyos”.

Una de las señoras que tiene un negocio de comida a la mitad dela calle, destacó que a ello no le afectará porque sus clientes siempre llegan a pie y con los trabajadores de la obra, posiblemente tendrá una considerable demanda extra de comida.

Reforzarán operativos de tránsito

De entrada fueron destinados 10 agentes en la zona, pero conforme se requiera, la SSPTM  dispondrá de los elementos para agilizar la movilidad, dijo el comandante Omar Ortigoza Neri, encargado de despacho de la dirección de Tránsito Municipal de Puebla.

Son la 13 y la 17 Sur, las calles destinadas para circular de norte a sur, según los operativos de  la SSTPM, la movilidad ágil estará garantizada hasta en los horarios de mayor afluencia vehicular.