Ante el intento de la Corriente Nueva Izquierda a nivel nacional de destituirla como presidenta estatal del Partido de la Revolución Democrática, nombrando la figura de un delegado especial con funciones de presidente, Socorro Quezada Tiempo anunció que está lista para emprender la batalla en los tribunales.