El Congreso del Estado aprobará una reforma al Reglamento Interior para que un diputado que acumule cuatro faltas sin justificación o autorización previa cause baja por el resto del período que transcurre y se suspenda el pago de la dieta.

Por medio de una iniciativa que presentó la bancada del Partido Acción Nacional a la Comisión Permanente, misma que fue turnada a la Comisión de Gobernación se precisan sanciones en contra de los legisladores que faltan de forma continua y cobran la dieta completa.

A fin de no afectar el trabajo legislativo, la iniciativa que se encuentra firmada por el coordinador de la bancada, Jorge Aguilar, indica que se llamará al suplente del legislador faltista para que ocupe la curul.

El texto que se tiene en la iniciativa indica:

ARTÍCULO 30.- Al faltar un Diputado a cuatro sesiones consecutivas sin causa  justificada o sin autorización previa, se entenderá que renuncia a concurrir al Congreso del Estado por el resto del Periodo, debiendo presentarse hasta el periodo inmediato Ordinario y no tendrá derecho a percibir su dieta desde la primera Sesión a que faltare. En estos casos se llamará al Suplente respectivo.

La medida será adoptada luego del estudio presentado por el Instituto Mexicano de la Competitividad, donde se cuestiona la productividad y el tiempo que trabajan al año los diputados de Puebla, ubicándolos en el fondo a nivel nacional.

Del 15 de enero de 2014 a la fecha no se había descontado ningún día a los diputados que, en total, acumulaban al primer semestre del año 237 inasistencias a las sesiones del pleno.

De acuerdo a la página del congreso, en la ventana de “Conoce a tu diputado”  las asistencias de los legisladores fueron protegidas ya que a ninguno se le ha puesto inasistencia injustificada lo que implicaría que a ese legislador le sería descontado un día de su dieta.

Cada diputado percibe mensual de 55,683 pesos, un ingreso diario de 1,856 pesos, lo que multiplicado por las 237 faltas, significa que el poder legislativo ha pagado 439,895 pesos por no trabajar.

Del 15 de enero a la fecha se han realizado 86 sesiones ordinarias, 5 solemnes y 10 extraordinarias y solo una legisladora, Sara Chilaca Martínez ha asistido a todas.

Asimismo, en los datos por diputado el legislador del Partido del Trabajo, Mariano Hernández Reyes, es quien más ha faltado a las sesiones con 21 inasistencias, lo que representa un cobro de 38,976 pesos por no asistir.

En la lista le siguen los diputados Marco Antonio Rodríguez Acosta, Leobardo Soto Martínez, Geraldine González Cervantes con 16, mientras que Juan Carlos Natale López tiene 15 y Domingo Esquitín Lastiri 10.

Irregular trabajo en comisiones

En el análisis hecho por Intolerancia el mes de agosto de este año, se precisó que solo tres de las 39 comisiones y comités del Congreso del Estado sesionaron durante el mes, donde a pesar de la contingencia por la tormenta Earl, las áreas de Protección Civil, Seguridad, y Desarrollo Social, hicieron caso omiso para sostener reuniones y evaluar lo que ocurría en la Sierra Norte.

La página del poder legislativo muestra que las comisiones de  Protección Civil, Seguridad Pública así como Desarrollo Social nunca sesionaron para evaluar la situación.

Mientras la Ley Orgánica del Congreso del Estado Establece que deben sesionar una vez al mes, de acuerdo a la página del poder legislativo solo las comisiones de Educación, Medio Ambiente, así como de la Familia sesionaron como lo establece la ley en el mes de agosto.

En el calendario se establece solo un período vacacional del 2 al 16 de agosto, pero la mayoría de las comisiones se tomaron el mes completo, en el caso de los comités ninguno sesionó.