Ante la falta de resultados de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) por esclarecer el caso de la supuesta falsificación de firmas, la excandidata independiente a la gubernatura de Puebla, Ana Teresa Aranda Orozco, acusó que existe dilación por resolver el caso.

Recordó que hace más de un mes los expertos calígrafos demostraron en el propio IEE que las firmas presentadas para obtener su registro son legales.

“No tienen elementos ante el INE para ver lo de las firmas, llevaron a sus peritos y quedó establecido que es una acusación infundada desde hace más de un mes”, puntualizó.

Aranda Orozco precisó que ahora los consejeros del IEE que lidera Jacinto Herrera Serallonga y la secretaria ejecutiva del órgano electoral, Dalhel Lara Gómez, así como la directora de prerrogativas, Amalia Varela, son los iniciados ante la Especializada para la Atención de los Delitos Electorales.

La excandidata a la gubernatura reveló que para darle celeridad a su denuncia ha acudido más de tres veces a la Fiscalía con la finalidad de evitar la dejen congelada para beneficiar a los funcionarios del Instituto Electoral del Estado.

Recordó que las tres vertientes de su denuncia penal son en contra del presidente del Instituto Electoral, Jacinto Herrera Serallonga; la secretaria ejecutiva del IEE, Dalhel Lara Gómez y contra la directora de prerrogativas Amalia Varela, por violencia de género.

“Ante la inacción de la Fiscalía, acudí más de tres veces porque nosotros somos los más interesados en esclarecer las cosas en el seguimiento de la investigación”, detalló.

Destacó que a los corruptos seguramente la dilación del caso los beneficia, pero no a ella.

“Habrá algunos políticos que el silencio les convenga, que total no se agilice la investigación y no se tomen decisiones por pate de la Fiscalía. Pero yo soy de los pocos políticos en mi país que han pasado por una secretaría, subsecretaría por una titularidad de un órgano descentralizado y que no me enriquecí con el puesto, que no abusé de poder, por eso a mis hijas lo único que les dejaré será mi honorabilidad”, precisó. 

Aseguró que le interesa llegar al fondo del caso, por eso presentó la denuncia en una triple vertiente: por peculado, falsificación de firmas y violencia política de género.

“Mi denuncia en lo que se refiere a violencia de género fue la segunda a nivel nacional y la primera a nivel estatal. Estamos muy interesados en que esto camine y ahora los iniciados son ellos, porque las pruebas que ellos presentan no son suficientes y solo estamos a la espera de que la autoridad cumpla con su función”, destacó.

La expanista ponderó que su denuncia penal sí está bien argumentada desde el punto de vista jurídico, porque al presentar pruebas contundentes como las sentencias del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), la querella contra los funcionarios del IEE no será desechada: “Estamos empujando fuerte para que la Fiscalía haga lo que tenga que hacer y resuelva en los dos temas: en el tema que se presentó y la que nosotros estamos presentado”, subrayó.

Reiteró que tanto ella como su equipo jurídico acuden constantemente ante la autoridad federal porque están claros que la razón los asiste.

“Nuestra denuncia sí tiene fundamento y hay dilación por parte de la Fiscalía, pero haremos todo lo que esté de nuestra parte. Yo soy de los pocos políticos en este país que ha actuado de forma responsable, nunca me llevé nada de los puestos donde he trabajado. Pero para los políticos corruptos esto de la dilación es bueno y hay que duerman las denuncias, claro que les conviene”, insistió.