Septiembre culminó con el reporte de 6 feminicidios. Pese a lo elevado de la cifra, el número solo refleja una constante que se ha presentado durante este 2016. En promedio, cada mes 10 mujeres han muerto con claras marcas de violencia de género o en circunstancias poco claras.

Este fin de semana la tendencia en Puebla continuó y llegó a 65 casos. El asesinato de Karla Mireya García Paredes y el descubrimiento de otro cuerpo de mujer acuchillado y lanzado en el puente de Azumiatla, inician el conteo de octubre. En ninguno de estos casos la Fiscalía General del Estado (FGE) de Puebla ha informado de los hallazgos ni de las investigaciones. 

 


 

Encuentran a poblana en San Pablo del Monte

Sobre el caso de Karla Mireya García Paredes, la joven de 18 años de edad que se reportó como desaparecida desde el viernes 23 de septiembre y fue localizada en un paraje de la junta auxiliar de San Pablo del Monte, la Procuraduría de Tlaxcala informó –a través de un boletín- que inició con las pesquisas correspondientes para esclarecer el hallazgo del cuerpo sin vida que fue localizado a las 12:25 horas del viernes 30 de septiembre en los caminos conocidos como “Malpais” y “Xahuenzol”, con rumbo a San Cosme Xahuentzo, perteneciente al barrio de El Cristo.

“A través de una llamada… informaron la existencia de una bolsa de plástico en cuyo interior se encontró un cuerpo sin vida… Una vez que tuvieron conocimiento de este hallazgo, los especialistas en la investigación se constituyeron en el lugar de los hechos, donde constataron la existencia de un cadáver en el interior de una bolsa de plástico; asimismo, realizaron las diligencias correspondientes de su levantamiento.

“Acto seguido, se ordenó su traslado al Servicio Médico Forense (Semefo) anexo a PGJE, a fin de practicarle la necropsia de ley, misma que al concluir arrojó como causa de muerte asfixia secundaria a estrangulamiento. Posteriormente, se presentó ante el Representante Social una persona del sexo femenino, quien identificó el cuerpo como el de su hija, que en vida respondió al nombre de Karla N., que al momento de morir contaba con 18 años de edad y que era originaria de Puebla”. 

Se dijo que Karla Mireya García Paredes salió de su casa para dirigirse a un domicilio en la colonia Guadalupe El Conde, cerca de la Central de Abasto, para cobrar un dinero que le debían a su mamá. 

La joven iba acompañada de su novio y este dijo que llegaron juntos a la casa en cuestión. Después, Karla Mireya García Paredes entró sola a cobrar y ya no salió. Los habitantes de esa vivienda le dijeron al novio que ahí se iba a quedar, por lo que él se retiró, enterándose después de que su novia había sido reportada como desaparecida y que después había sido hallada sin vida, en otro lugar. 

Hallan cuerpo en Azumiatla

Este domingo 2 de octubre, el C5 recibió una llamada de auxilio a las 10:21 horas. Una joven que viajaba en bicicleta reportó que había una persona tirada abajo del puente de la 11 Sur, a la altura del río Atoyac, en San Andrés Azumiatla. Minutos después, se confirmó que el cadáver corresponde a una mujer de aproximadamente 30 años de edad, de complexión robusta. 

Los paramédicos de la ambulancia 175 de SUMA confirmaron que quedó en calidad de desconocida, presentaba golpes y heridas producidas con armas punzocortantes en el costado derecho del tórax.

Estas características, sumadas a la poca altura del puente desde el cual fue lanzado el cuerpo, fueron las razones para descartar la hipótesis de un suicidio.

Se presumió que el cuerpo habría sido arrojado desde el puente, debido a que uno de los zapatos cafés que usaba la occisa quedó sobre la 11 Sur y el otro en su pie. 

La mujer de 1.60 de estatura, robusta, de tez clara y cabello negro, quedó boca abajo, con un golpe en la cabeza, presuntamente ocasionado al momento de ser arrojada. Llevaba puesta una playera color guinda, chamarra azul y un pantalón azul de mezclilla. 

Entre sus ropas, la hoy occisa no llevaba objetos de valor o identificaciones; poco después de las 14 horas, el cuerpo fue trasladado al Servicio Médico Forense (Semefo), para que se le realizara la necropsia.

Se pronuncia la UAP

En la semana que terminó, no solo los casos de Karla Mireya García Paredes y el de la mujer desconocida que fue lanzada en Azumiatla conmocionaron a la opinión pública. La muerte de Tania Verónica Luna, estudiante del quinto cuatrimestre de la licenciatura en Sociología en la UAP, también causó reacciones en la comunidad universitaria luego que se supo, alrededor del mediodía del jueves, que la joven de 23 años fue hallada en la escalera de su domicilio –en la colonia Tepeyac-, con una cadena amarrada al cuello y a la pata de una mesa.

El jueves 29 de septiembre, cuando se reveló que Tania Luna fue encontrada en el interior de su hogar después de ser maniatada, torturada, asfixiada y asesinada, el rector de la Universidad Autónoma de Puebla, Alfonso Esparza Ortiz, lanzó un tuit donde lamentó y condenó “los hechos violentos que privaron de la vida a nuestra estudiante de Sociología”.

Su condena no fue aislada, alumnos, exalumnos, maestros y la comunidad del Posgrado de Sociología de la BUAP emitieron un pronunciamiento tras el asesinato de la joven:

“Tania, originaria de Veracruz, además de ser la sexta universitaria asesinada en los últimos tres años -junto a Aracely Vázquez Barranco, María José Feliciano Romero, Nayeli Sosa Romero, Iraís Ortega Pérez, Isarve Cano Vargas y Tania Luna-, es la más reciente de un conjunto de feminicidios en lo que va de 2016 en Puebla, que con ella suman ya 63 mujeres asesinadas. 

Tania no solo es una cifra, es una historia, una familia, un círculo de [email protected] que queda roto e impotente; es una sonrisa ausente, un resplandor eclipsado, una alumna y colega cuya ausencia nos lacera”.

Los universitarios firmantes también exigen justicia para el caso de Tania Luna y convocaron a la sociedad “a no permitir una vez más que se intente culpabilizar a la víctima.

“Nos llamamos a [email protected] [email protected], como parte de la comunidad universitaria y de la sociedad que vive en Puebla, a trabajar en la reflexión y la práctica sobre las relaciones que perpetúan la brutalidad contra las mujeres y la población en general. A no callar más. Nos llamamos a esta labor para poder salir de esta espiral de violencia desatada en la que estamos”, concluye el pronunciamiento.

Números

  • 3 feminicidios en las últimas 72 horas
  • 65 feminicidios contabiliza Odesyr en lo que va del año en Puebla 
  • 6 universitarias de la UAP fueron asesinadas en los últimos 3 años