Desde la perspectiva de Luis Banck Serrato, la implementación del 911 eficientará la seguridad en Puebla capital y en la zona metropolitana. Así se cumplirá con “la primera obligación de los gobiernos y con el primer derecho de los ciudadanos”. 

Los planes y proyectos para reducir índices de espera en atención telefónica y de recorridos de los efectivos que se desplazarán a las áreas precisadas por los ciudadanos, serán fundamentales en la lucha contra la violencia, dijo Luis Banck Serrato.

“La implementación del 911 será una forma sencilla y eficaz para atender a los reclamos y a las denuncias de los ciudadanos, en este contexto el ayuntamiento de Puebla a través de la secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, es responsable de las estrategias y de los procesos tanto de operativos como tecnológicos a fin de lograr la disminución en los tiempos de atención y traslados de emergencias en la capital del estado”, detalló.

Banck Serrato puntualizó que, sin duda, la integridad física de las personas y de sus familias, así como la protección de su patrimonio, son la prioridad de cualquier gobierno responsable por eso con el gobierno del estado y el de la federación trabaja para fortalecer la capacidad para prevenir y actuar oportunamente y, en su caso, sancionar los delitos que se presenten.

Durante la puesta en marcha del 911 en el Centro de Coordinación Control Comando Computo y Comunicaciones C5, destacó que trabajará la administración municipal y la estatal en coordinación con el Sistema Nacional de Seguridad Pública que dirige Álvaro Vizcaíno para eficientar la seguridad en la Angelópolis y en la entidad.

“Así inicia una nueva etapa de trabajo para promover la acción eficaz en conjunto con los cuerpos de policía en la zona conurbada,  por eso me da mucho gusto darles la bienvenida a Puebla  con motivo del lanzamiento del nuevo número de atención de emergencias”.

Luis Banck aprovechó la ocasión para asegurar que con el liderazgo del gobernador Moreno Valle en trabajo conjunto de todos los poblanos, la transformación de la ciudad y del estado está hoy a la vista de todos, porque donde existe visión, determinación y trabajo en equipo es posible que las cosas cambien para bien.

“Vamos por buen camino”

El alcalde reiteró que la primera obligación del estado y el primer derecho de los ciudadanos es vivir seguros, por lo tanto, la seguridad por la que trabaja su administración todos los días exige, sin duda, contar con una mejor policía y mejores esquemas de coordinación.

“Por eso en Puebla la misión compartida de sociedad y gobierno es seguir  avanzando en la generación de empleos en la multiplicación de oportunidades de desarrollo y en el abatimiento de la desigualdad”, ponderó.

El comienzo del 911 para atención de emergencias es una muestra más, dijo, de que “vamos” por el camino correcto de la mano con el gobierno federal con el gobierno del estado, los gobiernos municipales y la sociedad en su conjunto.

Luis Banck consideró que la implementación del  911 sí responderá a la expectativa de los habitantes de Puebla capital porque sus denuncias y reclamos serán atendidos en tiempos eficientes que repercutirán en un buen trabajo de las fuerzas de seguridad o unidades de apoyo social (Cruz Roja y elementos de protección civil) para que los poblanos  sientan que sí se trabaja en su seguridad.

Así el alcalde vaticina una Puebla más fortalecida en el combate contra la inseguridad que deberá ir mejorando con la atención que pondrán instancias de los tres niveles de gobierno para garantizar mejores niveles de seguridad a la población.