El Grupo Financiero Banamex anunció una inversión por 25,000 millones de pesos (mdp) para los próximos cuatro años para renovar su imagen, plataforma tecnológica, abrir nuevas sucursales y cajeros automáticos, mejorar la atención post venta y la construcción del banco digital.

Ernesto Torres Cantú, director del grupo financiero, detalló que con esta inversión estiman sumar 100 sucursales digitales en las próximos 12 meses principalmente en la Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara; así como remodelar alrededor de unas 400 sucursales tradicionales y adicionar 2,500 cajeros a la red de 7,500 cajeros en los próximos cuatro meses.

Banamex también modificó su marca y logo para conjuntarlo con el de su matriz Citigroup: Citi Banamex. Como parte del programa de inversión a partir de hoy será conocido como Citi Banamex, dijo Ernesto Torres Cantú.

Estos cambios van enfocados en retomar el liderato en el país, que ha perdido frente a BBVA Bancomer, banco líder desde 2006.

En el caso de la banca digital, la estrategia es otorgar al cliente una experiencia omnicanal que le dé continuidad a las operaciones del cliente en cualquiera de las plataformas del banco.

Lo que empiezas en un canal lo terminas en el otro, explicó en entrevista Torres Cantú, quien agregó que las herramientas digitales permitirán subirse a la plataforma fintech (tecnología financiera) desde adentro del banco.

Es comprometernos a que tengas la mejor experiencia bancaria en el país. La experiencia cubre todo, desde la asesoría al servicio post venta, y el compromiso del banco es que con nosotros sea la mejor de México, y si no lo vamos a corregir y lo vamos a lograr, agregó el ejecutivo.

En 2014, Banamex anunció una inversión de unos 20,000 mdp para un periodo de cuatro años que siguen implementando al interior del banco, detalló Torres Cantú.

El nuevo logo

La nueva imagen de la unidad mexicana de Citigroup será incoporada en los nuevos cajeros y sucursales, que estima abrir a lo largo de los próximos 12 meses.

Banamex, cuyo nombre surgió en 1984, enfrentó apenas hace un par años varios escándalos, como el presunto fraude de la empresa de servicios petroleros Oceanografía, por hasta 400 millones de dólares (mdd), y una investigación en Estados Unidos que involucró a Banamex USA —unidad mexicana en Estados Unidos, que cesó operaciones en 2015— por lavado de dinero de cuentas vinculadas al cártel de Los Zetas.

Tras estos sucesos, el grupo financiero se reestructuró al interior. Citigroup, entidad estadounidense propietaria de Banamex desde 2001, limpió gran parte de la cúpula del banco mexicano, incluyendo al otrora director general Javier Arrigunaga y a Manuel Medina Mora, entonces copresidente de la matriz estadounidense.

Durante este periodo, Banamex —el segundo banco más grande por activos— perdió terreno en créditos a empresas, que cayeron 3% en 2014.

Por ello, bajo la nueva dirección de Ernesto Torres Cantú, el banco optó por mejorar el tema del control de riesgos y el gobierno corporativo, además de retomar la relación con los empresarios para ganar participación.

La estrategia dio resultados. Al cierre de junio de 2016, la cartera vigente del grupo financiero creció 24%, para alcanzar los 310,815 millones de pesos (mdp). El impulso se dio por el financiamiento a empresas, que creció 17% en el mismo periodo.

Ahora, el cambio de nombre, que supone destacar la palabra Citi junto a la de Banamex, llega en medio de repetidos rumores —siempre desmentidos por el banco— sobre un supuesto interés de la entidad estadounidense para vender su filial mexicana. El nuevo logo, entre otras cosas, pondrá fin a los rumores.