En una semana cambió la vida para Tiago Volpi. El lunes nació Luisa, su primera hija, el miércoles fue clave para eliminar al Cruz Azul en los cuartos de final de la Copa MX y quiere cerrar la semana con una victoria sobre el América,  equipo contra el que nunca ha perdido desde que llegó al balompié mexicano.

Mi hija va a tener nacionalidad mexicana. Nació aquí, desde que llegué a México todos me trataron muy bien. Nació en un país que me abrazó y por eso tendrá la nacionalidad mexicana. Vivo un momento muy feliz en mi vida, todo cambió en pocos días y ahora vamos a pelear por la posibilidad de llegar a la liguilla. No importa que juguemos contra el América, un equipo grande, sentenció el arquero brasileño.

 Volpi ha enfrentado cuatro veces al América desde que llegó a México. En el primer partido, vio desde su arco cómo Ronaldinho se lucía en el Estadio Azteca con un 4-0. En el Apertura 2015, regresó a la casa de las Águilas para llevarse los tres puntos con un 1-0 y en el Clausura 2016 se llevó el triunfo en el estadio Corregidora con el mismo marcador.

Ganamos los últimos partidos contra el América, pero nadie se puede confiar contra ellos. Sabemos que es un gran equipo y que cada partido es muy distinto al otro. Hay que tener un piecito en la tierra, porque va a ser un partido muy complicado, consideró.

 

El Lobo está de regreso

Los siete goles que Camilo Sanvezzo, delantero de los Gallos de Querétaro, ha marcado en el último semestre son la prueba fehaciente de que el atacante brasileño ha superado las lesiones y comienza a retomar el nivel de su primera temporada en México. Previo al duelo ante el América, Sanvezzo reconoció que enfrentar a las Águilas cobra un sentido especial. Claro que sí, es un equipo grande acá en México y es muy bonito jugar contra ellos, señaló.

Al ser cuestionado sobre la imposibilidad de compartir aún una tripleta junto a los máximos anotadores de la institución en los últimos tiempos, como lo son, Emanuel Villa y Édgar Benítez, por las múltiples lesiones, el jugador mencionó: Claro que queríamos empezar todos, pero como sabemos este es un deporte de alto nivel y estamos expuestos a eso, aunque no queremos, pero ojalá nos toque en los próximos partidos jugar juntos, mencionó Camilo Sanvezzo.

 

Sed de revancha

Con la mente en asegurar lo más pronto posible el boleto a la liguilla del torneo Apertura 2016, las Águilas del América visitan esta noche el estadio Corregidora, para medirse a los Gallos de Querétaro, un lugar donde el conjunto de Coapa no sale con los tres puntos desde el torneo Apertura 2012. Posterior a ese encuentro, le siguieron un empate y dos descalabros a manos de la escuadra que hoy saltará a la cancha en condición de local.

El festejo por los cien años de historia de parte de la institución con sede en Coapa, quedará marcado por un disgusto generalizado de la afición americanista, misma que en distintos espacios se ha manifestado en contra de las decisiones sobre la celebración, como lo son la ausencia de un partido conmemorativo al festejo, el presunto plagio en el nuevo himno presentado durante el partido más cercano a la fecha de cumpleaños contra Xolos de Tijuana, la semana pasada, el desorganizado homenaje a las leyendas de la institución como
Cuauhtémoc Blanco o la falta de un uniforme que se asemejara a la vestimenta que utilizaron en épocas doradas. No obstante, el ámbito deportivo no puede estar dentro de la lista de reproches, ya que están instalados en el Mundial de Clubes, donde tiene una oportunidad única de vencer a uno de los mejores equipos del mundo:  el Real Madrid, en diciembre próximo.

Pero en casa la realidad tampoco ha sido menos exitosa, ya que en la Copa MX se encuentran en las semifinales, donde se medirán ante el odiado rival, las Chivas de Guadalajara, y en la Liga la situación tampoco dista del progreso, ya que se ubica en la quinta posición con 22 puntos, a falta de cuatro fechas por disputar.

Llegó la hora para saber si el América tendrá un año de ensueño. Es tiempo de ver si el cuadro americanista puede librar las pruebas más duras que están por presentársele, comenzando este sábado en el Corregidora, donde todos se darán cuenta si son capaces de revertir la mala racha ya mencionada.

La buena noticia para el americanismo es que en el banquillo estará un viejo lobo de mar, como lo es el argentino Ricardo Antonio La Volpe, quien desde su llegada al banquillo amarillo no ha visto caer a su equipo, y poco a poco comienza a desplegar el futbol al que nos tiene acostumbrados. La Volpe y el América comienzan hoy el camino al año dorado, aquel por el que tanto han esperado sus aficionados.

 

Imagen, a escena

Por primera vez en dos décadas se verá un partido de futbol en una señal abierta distinta a las ya existentes.

Javier Alarcón comandará la transmisión del primer partido que se podrá seguir por la señal de Imagen Televisión, un hecho histórico para nuestro país, que le abrió las puertas a una tercera cadena.