Luego de tres años, finalmente absuelve el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) a jóvenes que pretendieron manifestarse en los festejos del 5 de Mayo en 2013 en Puebla y que fueron detenidos tras anunciarlo en redes sociales.

De este modo, la Primera Sala Penal del TSJ determinó el desvanecimiento de datos por los que se pretendía criminalizar a jóvenes universitarios.

Los estudiantes, en 2013 publicaron en “Facebook” que participarían en una manifestación pacífica con motivo de la visita del titular de la Presidencia, Enrique Peña Nieto. 

Sin embargo, en respuesta, recibieron represión por parte del gobierno morenovallista el viernes 3 de mayo de 2013, al ser detenidos, incluso con aprehensiones y cateos en sus mismas viviendas particulares.

De acuerdo con un comunicado, la dependencia estatal en mayo de 2013, informó que Néstor López Espinoza, Eduardo Salazar Vázquez e Iván Ismael Guizasola Vázquez, fueron consignados dentro de la averiguación previa 215/2013/DMZS por los delitos de portación de instrumento prohibido, cohecho, desobediencia y resistencia de particulares.

“A las tres personas se les investigó ante la posible comisión de hechos violentos previstos para el 5 de mayo a los que estaban convocando”, señaló entonces la autoridad morenovallista.

López Espinoza fue relacionado con el partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Salazar Vázquez e Isasola Vázquez fueron ligados con el movimiento Revolución 2013 Puebla, el cual tiene una cuenta con el mismo nombre en la red social Facebook, donde convocaron a sus simpatizantes a una marcha de protesta aquel 5 de mayo.

En la citada página de Facebook, se hace mención a la #Op5deMayo, en la que supuestamente la organización de hacktivistas Anonymous llamaba a manifestarse contra el gobierno de Puebla durante el desfile militar.

El suplicio

Uno de los afectados, de nombre Nestor López Espinoza, afirmó que fue secuestrado en Chachapa el 3 de mayo, por tres sujetos vestidos de civil, quienes lo golpearon y subieron a una camioneta particular.

“Me trasladaron encapuchado, me torturaron física y psicológicamente. Fue hasta el día siguiente, en la noche, que supe que me encontraba en la Procuraduría General de Justicia (PGJ)”, mencionó en rueda de prensa. 

Afirmó que la ahora la Fiscalía General del Estado, fabricó dos averiguaciones, en la primera, la AP-210/2013/DMZS los acusaban de conspiración y motín.

“Inventaron que pretendíamos boicotear el desfile del 5 de mayo en Puebla, a través de un evento publicado en una página de Facebook”, dijo.

“En la segunda averiguación, la AP-215/2013/DMZS nos acusaban por los delitos de portación de instrumento prohibido, cohecho y resistencia de particulares”, dijo.

Dentro de la AP-210/2013/DMZS existe un acta con fecha 3 de mayo de 2013, realizada por el Agente del Ministerio Público Metropolitana Sur Mesa II, relativa a la diligencia de un cateo en un “café internet”, ubicado en calle Francisco Villa número 1316, colonia San Bernardino Tlaxcalancingo, en San Andrés Cholula, Puebla, iniciada a las 12 horas.

En el acta se consigna que nadie se encontraba en el domicilio, que tuvieron que llamar a un cerrajero para que abriera la puerta y que a las 13:50 horas continuaba el cateo, mientras manipulaban el equipo de cómputo que se encontraba en el local.

En la investigación AP-215/2013/DMZS, existe un acta con las declaraciones de los agentes ministeriales Raymundo Clemente Romero y David Chirino Vázquez, quienes manifestaron que el 3 de mayo de 2013, al llegar al negocio Café Internet, detuvieron a Eduardo Salazar Velázquez y a Néstor López Espinoza. 

“Al comparar ambas actas se observa claramente que hay contradicción entre las diligencias ministeriales, es evidente que lo narrado por los elementos policiacos dentro de la averiguación previa AP-215/2013/DMZS respecto al día, hora y lugar de la detención, es contradictorio con el cateo practicado en un local vacío en la investigación AP-210/2013/DMZS a la misma hora, día y lugar que las detenciones”, dijo.

Usted perdone

Al resolver el recurso de apelación, la Primera Sala Penal del TSJ dicto auto de libertad por falta de méritos, en favor de Néstor López Espinosa, declarando desvanecidos los datos que sirvieron para dictar el auto de formal prisión en su contra.

Así, se desistió de acusarlos de delitos de portación de instrumento prohibido, cohecho y resistencia de particulares cometidos en agravio de la sociedad y de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Puebla, explicó René Sánchez Galindo, coordinador de la defensa legal.