El Hospital del Niño Poblano (HNP) se ha convertido en un “castillo de cartón” con no solo carencia de personal y de insumos, sino de infraestructura en mal estado, que incluso ponen en peligro a los pacientes.

De este modo lo calificó el secretario de trabajo y conflictos del sindicato del nosocomio, Joaquín Gutiérrez García, al señalar las graves carencias de la institución médica.

En enero del 2015 fue reinaugurado el HNP cuya inversión rebasó los 425 millones de pesos, para mejorar el servicio a miles de pacientes menores.

Pero a casi dos años de distancia la situación  es muy diferente, reveló el directivo sindical en entrevista, con insumos insuficientes, carencia de personal y hasta falta de pagos.

“Los padres de familia con sus niños llegan desde las seis de la mañana o antes para las consultas y laboratorios (….) pero si no hay los insumos ellos mismos los tienen que ir a comprar”, dijo.

Mencionó que esta situación está afectando a los pacientes y padres de familia. “Muchos padres por el costo pues ya no van, se retrasan porque no tienen vuelven a juntar y regresan pero ya con el paciente más avanzada en su problema”, dijo.

 

-¿Dónde queda el impulso que se intentó en la remodelación de este hospital?

-Está muy bonito, para nosotros sería un castillo, pero un castillo de cartón, hemos sufrido inundaciones, en mi departamento de rayos X en el primer aguacero teníamos una fuente danzarina.

“El estacionamiento se inunda tremendo. No es lo mismo que pasemos por fuera como directivo”, dijo.

Reconoció que en equipamiento no hay problema al ir a la vanguardia, sin embargo la falta de personal es grave.

“El personal faltan en todas las áreas, estaríamos hablando de por lo menos 100 enfermeras, médicos especialistas para que en todos los turnos haya”.

Los insumos son insuficientes, advirtió, al afirmar que solo cuando hay visita del gobernador Rafael Moreno Valle, es cuando les surten de todo, pero en cualquier día hay una gran carencia.

“La Secretaría (de Salud) dice que está al cien, pero no es cierto, nosotros lo vivimos”, indicó el directivo sindical.

 

-¿Qué es lo que hace falta?

-Para empezar aumento salarial, uniformes, insumos necesarios.

 

-¿De insumos?

-De todo (..) soluciones, jeringas, incluso nos hemos visto sin jeringas, cubrebocas, de todo tipo, depende el área que se tenga que trabajar.

Explicó que la situación ya se ha manejado en una mesa de trabajo con el subsecretario de Gobierno, Miguel Ángel Cornejo, desde hace dos meses.

“Lo de los insumos que se tenía que ver que si surten o no surten. No es lo mismo que yo le diga que vaya y esté al cien , pero que realmente se verifique”, añadió.

El nosocomio contará con 20 consultorios para 38 especialidades, auxiliares de diagnóstico y tratamiento con sala de urgencias, medicina transfusional, farmacia, tococirugía, terapia intensiva, laboratorio y cuatro quirófanos.

 

Saturados y sin pago

Además la carga de trabajo es muy fuerte, ya que por ejemplo el recien inaugurado Hospital de Ortopedia, no atiende niños, los que son referidos al HNP.

“Consideramos que es justo que se nos retribuya económicamente porque la carga de trabajo es mucha”.

Denunciaron a los medios de comunicación que desde hace tres años no han recibido un solo peso de aumento en el único hospital que atiende como tercer nivel a la población infantil.

Explicó que el contrato colectivo está vigente, por lo que ya se analiza la situación de crear un nuevo sindicato, al carecer ahora de representación jurídica ante la extinción del organismo laboral.

Afirmó que ya toda la documentación se encuentra en tiempo y forma

Reveló que ahora el personal está siendo contratado por la Secretaría de Salud por horas o lo que llamó “pago por evento”, carencia que se agudiza en días de asueto que nadie quiere trabajar, afectando directamente a los pacientes.

Señaló que les están pagando en promedio 80 pesos la hora a un médico especialista, pero con incumplimiento del pago que llega retrasado hasta dos meses.

“Tengo entendido que en otros lados terminas de trabajar y al mes por mucho te pagan, no se nos hace justo, como quieren que vayan los profesionales a trabajar sino le pagan”, explicó.

Indicó que se necesitan al menos 150 nuevas plazas para apoyar a los 800 trabajadores que prestan sus servicios.

Indicó finalmente que el aumento debió ser del cinco por ciento cada año, cuyo contra

Acusó que existen pendientes por el incumplimiento del director de salud, Jorge García, en la que iban a otorgar uniformes, los que desde hace tres años no reciben.

Detalló que al pasar adheridos a la Secretaría de Salud, se les dotó de un uniforme azul, pero ahora la mayoría de las vestimentas ya está gastada y no se permite llevar otro.

Señaló que el directivo mencionado les señaló que a más tardar en octubre entregarían los uniformes, pero no se ha hecho.