A una semana de que se cierre la Puerta del Perdón en Catedral, por el año de la Misericordia, el arzobispo Víctor Sánchez Espinosa, informó que se estima que un millón 200 mil fieles pasaron por ella para alcanzar la indulgencia plenaria. Por otro lado, en el tema de los linchamientos, pidió a las autoridades que refuercen la seguridad y reprobó las guardias comunitarias.

En rueda de prensa, Sánchez Espinosa informó que será el próximo domingo a las ocho de la noche cuando se cierre la puerta que fue abierta en diciembre de 2015 por decisión del Papa Francisco para celebrar el año de la Misericordia.

Precisó que la arquidiócesis de Puebla abrió Puertas del Perdón de manera simultánea, incluida la de la Catedral, para que durante el Año Jubilar de la Divina Misericordia se pueda obtener la indulgencia, incluso si cometieron pecados graves para la iglesia como el aborto y el robo, entre otros.

Recordó que por primera vez en la historia de la iglesia católica,  hubo puertas adicionales para que la gente pueda acudir a recibir la indulgencia plenaria, así, en el caso de la capital se tendrá el templo del Señor de la Misericordia, ubicado en el oriente de la ciudad, además del nuevo Santuario Guadalupano.

Para la Sierra Norte se designó la Parroquia de Zacapoaxtla, en Tepeaca el templo del Niño Doctor, además de los templos de Ciudad Serdán, y el Seco.

En el caso de Izúcar de Matamoros será el Templo de Santo Domingo, mientras que en Cholula la iglesia de la Virgen de los Remedios albergará una puerta más. 

Recordó que el Centro de Readaptación Social de San Miguel, donde el obispo Felipe Pozos Lorenzini ofició la misa dominical, también se incluyó para la indulgencia plenaria.

Señaló que los reos que se encuentren arrepentidos, se confiesen y comulguen, al pasar la puerta de su celda tendrán el perdón de sus pecados.

Se perdonó el aborto

Durante el Año Jubilar de la Misericordia, se recordó que  como parte del mismo, el Papa Francisco destacó que no se les puede negar el “perdón de Dios” a las mujeres que hayan abortado, sobre todo cuando “se acude de manera sincera al sacramento de la confesión para lograr la reconciliación con el Padre”.

Señaló que en Puebla, la absolución del pecado del aborto podrá ser concedida a los católicos en la Catedral, en el Santuario Guadalupano, en el templo de la Virgen de los Remedios, en el templo del Niño Doctor, de Tepeaca y en la sedes de los vicarios episcopales.

“El Santo Padre quiere que todos los sacerdotes puedan absolver la pena de excomunión reservada a los obispos. Es ante todo, mostrar la misericordia del Padre hacia las hermanas que han abortado por diferentes circunstancias”.

Mayor seguridad

En la rueda de prensa, al preguntarle de los casos de linchamiento de presuntos delincuentes que se presentaron en la última semana, el arzobispo Víctor Sánchez Espinosa pidió no caer en la ingobernabilidad.

Dijo que este tipo de acciones son lamentables y se debe a que la gente no se siente segura.

Señaló que una forma de frenar la inseguridad es que la gente denuncie, que no se quede callada.

Comentó que él ha pedido a sus sacerdotes que si saben de un hecho grave que esté pasando, se lo informen para que él personalmente lo comunique a las autoridades y reconoció que al respecto le han hecho caso.

El arzobispo dijo que la inseguridad se presenta en los diferentes puntos de la arquidiócesis, y llamó a no caer en la ingobernabilidad ni la creación de las guardias comunitarias.