La Selección Mexicana viajó a Columbus, Ohio, para enfrentar el próximo viernes a Estados Unidos, en el inicio del Hexagonal final de la Concacaf, en el que busca asegurar su calificación de cara al Mundial de Rusia 2018.

El director de Selecciones Nacionales, Guillermo Cantú, manifestó que es un encuentro diferente por la rivalidad deportiva que existe entre ambos países y señaló que es una gran oportunidad  para ganar por primera vez en Columbus, una plaza que se le ha negado al equipo tricolor.

Es un partido diferente. La rivalidad con Estados Unidos ha crecido mucho y lo hace más especial. Tenemos confianza en sacar un buen resultado. Todos los que están (convocados). Han levantado la mano.

A veces, por el límite de jugadores, no están todos los que podrían. Pero es una gran oportunidad para ganar allá. Queremos tener una eliminatoria como hace mucho no la tenemos. La crítica es parte de la vida de este negocio, pero el equipo se ha preparado bien y tiene confianza, complementó.

El cuerpo técnico del Tricolor evaluará en las próximas horas la participación del volante de los Tigres de la UANL, Javier Aquino, quien presentó una molestia en la pasada fecha de la Liga MX y espera recibir el visto bueno por parte de los médicos.

Hasta ahora, no hay nada. Vamos a esperar, concluyó Cantú.

Tanto el técnico colombiano Juan Carlos Osorio como los jugadores convocados evitaron tener contacto con los medios de comunicación y llegaron al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México por una puerta alterna.