El presidente del Banco Central de Brasil, Ilan Goldfajn, afirmó hoy que el resultado de las elecciones presidenciales en Estados Unidos trajo otro elemento de incertidumbre para los mercados financieros.

Al respecto, se actúa para impedir que los choques externos se conviertan en una amenaza para la estabilidad macroeconómica, declaró Goldfajn en videoconferencia durante un seminario sobre el riesgo país organizado por la Fundación Getulio Vargas en Río de Janeiro.

Poco después de la victoria del republicano Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, el dólar subió en el mercado brasileño, lo cual reflejó además la expectativa de que la Reserva Federal (FED) eleve la tasa de interés en diciembre.

Según Goldfajn, hace falta tiempo para tener una idea más clara de la dirección que la política económica de Estados Unidos llevará bajo la nueva administración.

El nuevo escenario ha elevado las tasas de interés internacionales (...) El riesgo de este escenario es la reversión de los flujos de capital de las economías emergentes", señaló el presidente del Banco Central de Brasil.

Recordó que el Banco Central tiene su rol principal en la recuperación de la confianza y el combate a la inflación.

La política monetaria ha sido eficaz. La encuesta de expectativas de inflación para 2017 ya cayó por debajo del 5 por ciento y en 2018 ya se encuentra en el 4.5 por ciento. Otro papel importante del Banco Central se refiere al fortalecimiento del régimen de cambio flotante, que es un estabilizador contra los choques", apuntó.