Mientras el Congreso, el fiscal, Víctor Carrancá Bourget, y el gobernador, Rafael Moreno Valle, privilegien a la iniciativa privada y mantengan una política omisa, en Puebla no cesará la ola de feminicidios y los derechos  fundamentales de las mujeres se mantendrán violentados.

En la entidad existe un malestar generalizado por la falta de compromiso de las autoridades lideradas por Moreno Valle Rosas para encaminar políticas públicas contundentes para evitar los feminicidios, puntualizó Gabriela Cortés de la organización civil “El taller Centro de Sensibilización y Educación Humana”.

 


 

Durante la presentación de la sexta edición de la Marcha de las Putas, a realizarse el próximo domingo 27 de noviembre, del Paseo Bravo al zócalo, Gabriela Cortés detalló que las mujeres ya están hartas de que al seno del Congreso solo se atienda el mundo capitalista morenovallista porque de nada sirve una sentencia superior a los 70 años de cárcel para un feminicida.

Los derechos humanos del sector femenil, dijo, deben consolidarse a través de estrategias bien delineadas desde el Congreso para  aterrizarse exitosamente en el campo de la realidad y transformar a Puebla.

“Rafael Moreno Valle ha creado una política a través de mejoralitos para tratar de mejorar el problema de feminicidios, él (Moreno Valle)  a donde va asegura que ha transformado a Puebla, pero la verdad indica que los feminicidios siguen y en lugar de protegernos no se realizan políticas realistas para prevenir feminicidios porque de nada sirve que en el papel se lea que a mi asesino le darán 70 años”, ponderó.

La administración de Moreno Valle ha sido calificada por el colectivo como cómplice de los constantes feminicidios que, de acuerdo a datos de organizaciones no gubernamentales en el estado, ya suman 76.

“La Marcha de las Putas es para concientizar a la comunidad porque lo que le pasa a una posiblemente le pasará a otra ante la falta de políticas públicas bien delineadas por la administración estatal”, pormenorizó.

Sí se requiere activación de la alerta de género

En su momento, Itzel Sánchez consideró que los 76 feminicidios que suma la entidad derivan del pensamiento misógino que se tiene en Puebla a través del patriarcado, por eso la activación de la alerta de género es urgente, pero también se deberá aplicar la ley en cuanto a la impartición de justicia y de respeto a los derechos humanos de las mujeres.

“(Solo con la alerta de género) se tendrá la garantía de que en Puebla se comenzarán a respetar los derechos humanos de las mujeres, pero ahora, afortunadamente, estamos organizadas para concientizar a las personas de los hechos (violentos) que ocurren contra las mujeres”.

El derecho penal  también deberá jugar un papel fundamental en la defensa de este sector al imponer sanciones reales a la falta de respeto a la mujer que se da en la vida diaria familiar.

Las mujeres, dijo, enfrentan diferentes tipos de violencia a diario en sus familias, el transporte colectivo, además de lidiar en el trabajo con acoso y violencia, por eso exigió a las autoridades del estado que despachan en el Congreso “impulsar condiciones adecuadas para que en el estado de Puebla se deje violentar a las mujeres”.

Reiteró que la Marcha de las Putas es para generar conciencia entre la población, principalmente  en la machista, para erradicar la violencia de género  que vive la mujer, la trata de blancas y aquilatar el respeto a cada una de las mujeres, entre ellas las satanizadas putas,  los transexuales y lesbianas y homosexuales.