Mientras el “dieselgate” afectó a la planta de producción del consorcio alemán Volks Wagen a nivel global con el recorte de 30 mil plazas, la armadora poblana no tendrá ese tipo de problemas pero, en contraparte, sí contempla abrir nuevas fuentes laborales durante el 2017, ponderó el dirigente del Sindicato Independiente de Trabajadores de la Industria Automotriz Volkswagen (Sitiavw), Rey David García Avendaño.

Los nuevos empleos que se generarán para inyectar a la producción de la planta mexicana, recordó, son diferentes a los ya contratados para eslabonar la producción de la camioneta Tiguan. La nave de producción contempló la instalación de poco más de 800 robots Fanuc, además las 50 mil toneladas de equipo y contenedores para que los técnicos poblanos comiencen en enero la fabricación del nuevo modelo de exportación.

García Avendaño, destacó la cualificación del personal responsable de la programación de los robots y de los controles de  automatización, que calificó de esenciales en el desarrollo de la Tiguan.

Al referirse a la  reestructuración que realizará  Volkswagen para ahorrar 3 mil 700 millones de euros a través de un recorte de personal de 30 mil empleos en Alemania, Argentina y Brasil durante el próximo lustro, insistió que esa determinación no afectará a la planta poblana.

Volkswagen  ha anunciado el fin de semana un plan de ahorro que incluye la supresión de 30.000 empleos hasta 2020; las plazas se dividirán así: 23 mil le corresponderán a  Alemania y los 7 mil restantes se distribuirán  entre Argentina y Brasil, principalmente, sin impactar a Volkswagen en Norteamérica.

“Desconozco comunicado”

“Yo desconozco el comunicado de la noticia, pero el consorcio hace anuncios que no necesariamente nos incluyen, estamos esperando nos soliciten se contrate gente para el 2017; no estoy menospreciando la noticia, pero en el futuro inmediato no repercutirá en Puebla, ese comunicado no nos toca a futuro ni a mediano plazo”, destacó el líder sindical.

El secretario general del Sindicato Independiente de Trabajadores de la Industria Automotriz Volkswagen, García Avendaño, puntualizó que la organización a su cargo solo ve a futuro próximo éxito con la Tiguan y con todos los modelos que se producen en Puebla.

La armadora poblana apuntalará sus actividades en la primera semana de enero y completamente durante la segunda semana, de acuerdo a los planes iniciales de diseño del calendario de producción, mientras que este 2016 concluyen el 23 de diciembre.

El futuro de los autos eléctricos e híbridos alcanzó a Volkwagen, después de 14 meses de la crisis del dieselgate, además del rediseño de la firma que concentrará en Alemania el diseño de vehículos auto guiados y eléctricos, ajustará 30 mil empleos entre 2016 y 2020 para ahorrar tres mil 700 millones de euros, pero  aplicará 3 mil 500 millones de euros de inversión para transformar en todos los sentidos a VW.

Ante ese panorama, Rey David consideró que la calidad de exportación de la mano de obra de los técnicos poblanos es el punto fundamental por el que en Puebla se respetaron las fuentes laborales.

A nivel global, el plan de inversiones de la firma considera mantener los puestos de la plantilla fija al menos hasta 2025, mientras que los eventuales, serán los afectados, un tercio de estos fuera de Alemania.

Sobre los proveedores, destacó que tampoco los afectará y recomendó que preparen el comienzo de la producción 2017 para la segunda semana de enero.

Reveló  que al momento más de 30 proveedores de Volkswagen mantienen su producción normal hasta la semana 51 del año.