Más de 500 ambulantes de Antorcha Campesina mañana realizarán un plantón indefinido en el zócalo ante la “falta de propuestas” de Luis Banck Serrato y de Juan Carlos Morales Páez. El líder de la organización de vendedores antorchista, Francisco Machorro, advirtió que si el gobierno municipal “quiere gamorra;  le vamos a dar, pero con respeto”.

 


 

En tanto, el teniente coronel, José Ventura Rodríguez Verdín, aseguró que los ambulantes no regresarán a las calles del Centro Histórico. Pero destacó que el Ayuntamiento ofreció a los informales negociaciones para instalarlos de la 14 a la 20 Poniente.

“¡Entonces para qué chingaos queremos al gobierno! Para que Ventura Verdín venga a decirnos que no se puede, para que Mauro Nava nomas se pare y nos diga que no vino el secretario de Gobernación (Juan Carlos Morales Páez), la solución para ellos es quíntense de las calles como si fuéramos basura. No se puede hacer eso con la gente pobre, entonces para qué chingaos estamos sentados en una silla”, ponderó Francisco Machorro.

La Constitución política de México indica, dijo, que si las autoridades son incapaces de generar fuentes de empleo, los ciudadanos pueden crear su trabajo sin perjudicar a terceros, “yo veo que aquí no perjudicamos a nadie”.

En ese marco, Francisco Machorro destacó que el gobierno municipal de Banck Serrato a los únicos que apoya es a un grupo de empresarios.

Consulta la galería de imágenes

Destacó que la dirigencia de Antorcha Campesina precisa que desde mañana emprenderá luchas, marchas y plantones.

Los vendedores ambulantes no tienen miedo a represalias policiacas porque solo quieren trabajar dignamente: “llegará la policía a querernos desalojar pero allá los esperamos, no somos cinco ni diez; esperaremos al Ayuntamiento a que nos resuelva nuestro problema de trabajo porque a nadie les estamos robando ni a nadie, solo queremos trabajar”.

 


 

Al referirse a la presencia del funcionario estatal Ventura Rodríguez Verdín en la mesa de negociaciones municipales, destacó que seguramente lo envía el gobierno estatal opresor a tratar de amedrentar y a presionar a los comerciantes con el propósito de doblarlos.

“Yo no sé qué hace (Ventura Rodríguez) Verdín en este interviniendo en este tema o nos lo están mandando para que nos oprima para que nos sofoque, no sé la astucia del gobierno, no sé lo que quiera el gobierno municipal contra el ambulantaje”.

Sin solución

Al finalizar la reunión con el secretario de Desarrollo Político, Mauro Nava, los representantes de las 16 organizaciones, coincidieron en precisar que no existieron acuerdos, pero mañana a las 10 horas continuarán las negociaciones.

Francisco Machorro reveló que a las negociaciones no se presentó el secretario de Gobernación, Juan Carlo Morales Páez y Mauro Nava se encargó de hablar con cada uno de los representantes con la finalidad de “darles calambres”.

Los 16 líderes de vendedores ambulantes destacaron que no aceptarán las soluciones de la administración de Luis Banck Serrato por ser inviables.

 


 

Rodríguez Verdín aclara datos

El teniente coronel, José Rodríguez Ventura Verdín, precisó que en el Centro Histórico existen mil 800 ambulantes que ya no se instalarán.

Al salir de la reunión dijo que el gobierno municipal propuso las calles de las calles de la 14 a la 20 poniente entre la 5 de mayo a la 7 norte, a los informales.

El funcionario estatal destacó que los dirigentes de las 16 organizaciones sí fueron notificados sobre el cambio de cuadrante para instalarse.

Además, destacó que la administración municipal está abierta al diálogo y la negociación con los ambulantes.

“Nos hemos estado sentado a platicar con ellos (ambulantes) y ya se les notificó a  las diferentes agrupaciones que se instalaban a en la calles, ya mencionadas, que no pueden estar en el Centro Histórico”.

Las charlas de negociación, aseguró, no se agotan con las diferentes agrupaciones para llegar a un acuerdo común.

Reiteró que el ambulantaje  se podrá instalar en las calles de  la 14 a la 20 Poniente, así como en los mercados municipales y casonas.

Rodríguez Verdín detalló que el operativo es parte de la regulación que se hace en el Centro Histórico para ordenarlo. 

Al referirse a los mercados municipales ofrecidos, negó sean elefantes blancos  y pidió a los comerciantes reubicarse en esos inmuebles.

 “Hay suficientes espacios en la ciudad, e incluso hay una explanada en el mercado de Xonaquita y hay otros, entre ellos el mercado de Mariscos y las casonas, ellos se tienen que reubicar”.

El operativo

Más de mil 200 de ambulantes de 16 organizaciones no se instalaron en las Calles del Centro Histórico, después de un fuerte dispositivo.

En respuesta, los diferentes líderes de las 16 organizaciones anunciaron marchas para exigir les devuelvan sus espacios.

En el operativo participan más de  800 efectivos de la SSPTM y los municipales recibieron el apoyo de la policía estatal a través de un helicóptero.

Durante el recorrido realizado por Intolerancia Diario se constató presencia de uniformados en las principales calles de la etiquetada por la UNESCO patrimonio cultural de la humanidad.

Los policías también se ubicaron en las azoteas de algunas casas localizadas en 5 de Mayo, 4, 6, 8, 10 y 12 Poniente, además en los techos de casas de la 3, 5 y 7 Norte.

El helicóptero blanco de la policía estatal matrícula XCHPZ realizó vuelos constantes sobre la zona.

Representantes de las 16 organizaciones, a las 11.30 se reunieron con Juan Carlos Morales Páez. El secretario de Gobernación en la sala de juntas de sus oficinas de la 3 Sur 116, donde mantuvieron una discusión álgida por los reclamos de los comerciantes informales.

Reportes de los uniformados indican que el operativo se prolongará a lo largo de la semana.

 


 

Santizo presume

En su momento, el encargado de la SSPTM, Óscar Alejandro Santizo Méndez, presumió el operativo que evitó se instalaran ambulantes en el Centro Histórico.

El operativo será cotidiano para evitar que los ambulantes nuevamente tomen las calles del primer cuadro de la ciudad.

Santizo Méndez anunció que la SSPTM estudia un plan para evitarla presencia de los informales en la temporada decembrina.