Ante la falta de respuestas favorables para respetar los acuerdos generados por la propia alcaldía de Luis Banck Serrato, en torno al regreso de ambulantes a las principales calles del centro histórico al concluir El Buen Fin, la organización 11 de Marzo se sumó a las protestas de Antorcha Campesina.

Durante un recorrido nocturno realizado por Intolerancia Diario se observó un incremento considerable de efectivos policiales apostados en 3 Norte, entre la 8 y hasta la 12 Poniente. El número de municipales y uniformados estatales superan los 100, quienes se ubican en esa área y en algunas azoteas.

El dirigente de la organización 11 de Marzo, Martín Juárez Sánchez, advirtió que el viernes más de mil 200 ambulantes se unirán al contingente de Antorcha Campesina para vender sus productos a lo largo de la Avenida Reforma y Juan de Palafox y Mendoza, a partir de las 11:00 horas.

Así, los vendedores informales que se instalaban en la 8 y 10 Poniente, entre 3, 5 y 7 Norte, regresarán a ofrecer sus productos a los peatones.

Juárez Sánchez, precisó que no se trata de un acto de pura necesidad, sino de congruencia política, que el ayuntamiento debe respetar por comprometerse previamente con los informales a regresarles sus espacios al concluir los cuatro días de El Buen Fin.

Vamos esperar a las 12 de la noche, a que las autoridades nos den respuesta, en caso que no, saldremos a las calles a vender nuestros productos”, advirtió.

Los ambulantes, dijo, se reunieron en la noche, caminando a lo largo de las calles como cualquier transeúnte para estar informados sobre los pormenores que seguramente ocurrirán a lo largo de este viernes.

Al igual que el líder de los ambulantes de Antorcha Campesina, Francisco Machorro, el dirigente de la 11 de Marzo aseguró que se instalarán en un plantón, pero indefinido para vender sus productos.

Presencia policiaca

En un conteo rápido realizado por este rotativo se corroboró que existen más de 100 elementos municipales y estatales a lo largo de la 3 Norte, entre 8 y 12 Poniente, sin contar los que se ubican sobre la 5 de Mayo, de 8 a 10 Poniente.

Además, en la parte posterior del Palacio Municipal se notó que un par de patrullas con uniformados a bordo vigilan esa parte de primer cuadro de la ciudad.

Los uniformados mantienen entre sus vestimentas macanas, escudos y –a la distancia- en su cintura portan armas.