Familiares de Francisco Castillo Montemayor, exsecretario de Medio Ambiente, detenido por peculado hace unos días, denunciaron que sus derechos están siendo violados por el gobierno de Rafael Moreno Valle Rosas, con lo que aseguran es un preso político más en el sexenio.

En rueda de prensa, Paloma, Liliana, María José y Francisco, hijos del exfuncionario del sexenio de Mario Marín Torres, denunciaron que las autoridades no le han querido otorgar el arresto domiciliario, pese a sus 70 años de edad y problemas de salud.

Acompañados de ambientalistas, Paloma, quien habló en representación de sus hermanos, señaló que su padre, detenido el 15 de noviembre, es inocente y no tiene por qué estar privado de su libertad. 

“Ha sido un funcionario incómodo para aquellos cuyas aspiraciones son el beneficio personal por encima del bien común”, señaló al recordar que en su momento criticó al gobierno morenovallista por la obra de Flor del Bosque.

 “Cuando existe un cambio de administración se siguen procesos estrictos de entrega–recepción, los cuales se llevaron a cabo sin que hubiera ninguna notificación”.

“En ningún momento, en sus 40 años que ha sido funcionario, ha destinado recursos para su beneficio, ni para promover su imagen”, dijo.

“Nos asiste el derecho a exigir su liberación porque es un preso político, es muy casual que justo después de que mi papá denunciara el ecocidio que se está cometiendo en el parque Flor del Bosque, sea arrestado el pasado 15 de noviembre”.

Aseveró que las autoridades están utilizando como argumento que su acta de nacimiento no es original, por ello no le quieren otorgar el arraigo domiciliario.

“Mi papá está fuerte, pero su salud con el paso de los días empieza a minar, pues el frío encrudece más, la comida no es la misma, el cuerpo va pasando factura”, señaló, Paloma.

Denunciaron que Francisco Castillo se quedó unos días sin ingerir su fármaco para sus problemas del corazón, ya que tuvo dos cateterismos y un infarto al corazón.

“Su cardiólogo nos  ha manifestado que hay condiciones para que le dé un infarto por el estrés y otras situaciones”, comentó.

Por su parte, activistas ambientalistas, como Pame Tajonar, Zvezda Ninel Castillo de Esfera Poblana, Misraim Hernández Fernández, defensor en derechos humanos e integrante del colectivo Contingente Puebla y otros, se solidarizaron con la familia.

Informaron que hace unos días se presentó un escrito en la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Puebla (CDH) a cargo de Adolfo López Badillo, para que asista y acompañe el caso de Castillo.

Para Pame Tajomar, Francisco es un preso político pues en su momento denunció el ecocidio que se presentó en Flor del Bosque. “Hoy la autoridad va contra un ambientalista y a nosotros como ambientalistas nos preocupa esa situación”, manifestó.

“Responsabilizamos a la comisión, pero también al gobierno de cualquier cosa que le suceda a Francisco. Queremos que le garanticen la vida y la atención médica y que sea juzgado conforme a derecho y si es necesario que intervenga el gobierno federal”, señaló.