El senador de la república, Manuel Bartlett Díaz, sostuvo que Rafael Moreno Valle debe ir a la cárcel junto con los demás gobernadores que se dedicaron a robar al señalar que en Puebla se está dejando una deuda por más de 75 mil millones de pesos, pero lamentó que  hasta el momento, nadie hace algo al respecto. 

En entrevista, con respecto a la campaña que ha llevado a cabo el gobernador en revistas, señaló que “los poblanos le han permitido hacer lo que quiere y es inverosímil lo que ha hecho con los poblanos y que no haya respuesta”.

El  gobernador de Puebla durante el período 1993 – 1999 indicó que “ahora que se toca el tema de la publicidad hay que precisar que va a dejar Moreno Valle más de 75 mil millones de deuda”.

Dijo que en este año traen un escándalo panistas, perredistas y priístas “que ya sacaron a dos gobernadores ladrones, uno del PAN y uno del PRI, independientemente que uno de ellos se les escapó, pero los dos son chivos expiatorios.”

Por tanto, el senador precisó que “deberían meter a todos a la cárcel, uno de ellos es Moreno Valle, mismo que ha robado más que los otros, solo que es menos burdo que Duarte, deja el dinero en diversas áreas y ha sido un sexenio demoledor” a lo que preguntó “¿de dónde sale el dinero para que se haga una campaña como la que está realizando?, hay que decirlo es dinero mal habido”.

“De dónde sale Eukid Castañón, que se ubicó en el primer lugar del PAN, pero ni siquiera del PAN  es, de dónde sale la posición importante de Moreno Valle en Acción Nacional, sin tener que ver nada con el partido porque vino a destruirlo apoyando a Calderón”.

Abundó: “Hace una campaña por todo el país, con qué dinero, pues con el que se robaron y no hay duda que sí lo disfraza con una revista. Cómo se posicionaron en el Comité Ejecutivo Nacional del PAN con un personaje muy turbulento. El motivo los 75 mil millones de pesos seguirá la campaña, lo van a sacar en revistas del corazón, el personaje de presta a muchas cosas”.

El senador de la república cuestionó también la forma en que se están rematando los bienes de Puebla y recordó que él dejó toda una franja en el desarrollo Angelópolis para que hubiera dinero que les permitiera tener recursos para desarrollos similares en Tehuacán y Teziutlán pero, sentenció, se robaron el dinero.

Indicó que este tipo de situaciones se están presentando en Puebla y lo grave es que se permite la impunidad.

Sistema Anticorrupción, una farsa

Al ser cuestionado sobre el Sistema Anticorrupción dijo que es una farsa una vez que no toca la corrupción presidencial y aseguró que esta nueva estructura estará condenada al fracaso, debido a que las instituciones que la integran carecen de independencia.

“No hay auténtica separación entre los vigilantes y vigilados, porque los últimos designan a los vigilantes”, advirtió. Bartlett Díaz aseguró que “era imperioso que el SNA determinara investigar los actos de corrupción del presidente de la República y de los expresidentes, por ejemplo, en el ámbito de la operación y de los procedimientos de privatización, desincorporación y liberalización de empresas del sector público, y en el área de las grandes compras gubernamentales y concesiones, así como en el incremento de las fortunas personales y familiares de los presidentes por órganos realmente independientes y electos por los ciudadanos”.

“Claro que sí, si vamos a ir a un Sistema Anticorrupción se tiene que hacer general, nosotros presentamos y ahí está para que haya realmente un movimiento anticorrupción los primeros que tienen que ser estudiados y analizados son los expresidentes Fox, Salinas y Zedillo que se han despachado con las privatizaciones, entregas y negocios”.

Subrayó que lo más viable para demostrar que este Sistema Nacional Anticorrupción verdaderamente busca evitar los abusos y castigar a quienes los cometen sería eliminar de la Constitución Política de México la protección que se ofrece a los gobernantes.

“Hay que ir a ver sus inmensas riquezas, de manera que desde luego ese es el camino lo demás es puro cuento (…) En la Constitución está establecido que no pueden ser enjuiciados y hay que quitar eso y esa sería la primera prueba que sí va haber un Sistema Anticorrupción lo demás es una farsa”.

Bartlett Díaz, advirtió que si no se considera la posibilidad de retirar el fuero y poder enjuiciar a los gobernantes que han abusado de sus cargos para enriquecerse el Sistema Nacional Anticorrupción está destinado al fracaso.