La empleada de Famarcias Guadalajara, de la sucursal Castillotla, fue encadenada por dos sujetos que se llevaron cerca de 14 mil pesos en efectivo y valores tras sorprenderla la madrugada del lunes.

Los dos desconocidos ingresaron en calidad de clientes y después sometieron a la dependienta con armas de fuego, la amarraron con cadenas y se apoderaron de todo lo que pudieron. La farmacia se ubica en Camino Real a Castillotla 1902.

La mujer fue descubierta por ‎clientes que solicitaron auxilio a través del 911, llegando patrullas tanto de la Policía Municipal cómo la del Estado.

La afectada dio a conocer parte de las características de los ladrones y recibió indicaciones para que acudiera ante el agente del Ministerio Público para presentar su respectiva denuncia.

Elementos de la Policía Ministerial del Estado se encargan de las investigaciones correspondientes.