Un grupo de perros callejeros se disputaba un cráneo humano en una de las calles del fraccionamiento El Lucero, del municipio de Tehuacán. El cráneo ya no tenía restos cárnicos.

A raíz del hallazgo, elementos de la Policía Municipal y de otras corporaciones buscaron en los alrededores más restos óseos, pero no hallaron nada.

Los vecinos dijeron a la policía que vieron a los perros pelear por el cráneo, por lo que los alejaron con piedras y luego lo protegieron hasta la llegada de los investigadores.

Elementos de la Fiscalía General del Estado acudieron a asegurar la pieza humana y la trasladaron a la Dirección de Servicios Periciales para que sea analizada por peritos en criminalística.

Se dijo que a través del examen del ADN podrían conocer a quién pertenecen los restos, siempre y cuando exista un reporte de desaparición.

Hasta el momento se desconoce edad, sexo y tiempo de muerte de la osamenta hallada.