Donald Trump dice que quien queme una bandera de Estados Unidos debe sufrir las consecuencias, tales como la cárcel o la pérdida de la ciudadanía.

El tuit del presidente electo está en conflicto con la libertad de expresión garantizada por la Constitución. Lo emitió cuando se prepara a designar al secretario de Estado.

El tuit dice: No se debe permitir a nadie quemar la bandera estadounidense - si lo hacen, debe haber consecuencias - ¡Tal vez pérdida de ciudadanía o año en la cárcel!

La Corte Suprema sentenció en 1989 que la quema de la bandera es protegida por la Primera Enmienda constitucional.