Una alerta de género no resolverá de forma automática los problemas de feminicidios en Puebla, ni en ningún lugar del país, coincidieron académicas del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM)

En el también llamado Tecnológico de Monterrey en Puebla, presento impacto e incidencia de violencia de género y feminicidios desde una perspectiva, social, jurídica, en derechos humanos y en políticas públicas.

Además coincidieron las académicas del Departamento de Derecho, Ciencia Política y Relaciones, Patricia Reyna Ontiveros,  Juliana Vivar Vera; y Carmina Parada Aguilar que la eliminación de los sentimientos de odio contra la mujer y el fortalecimiento de una educación basada en la equidad de género, es el camino para contrarrestar el problema.

Vivar Vera, señaló que si sólo se considera el aumento de penas como la solución, no se resolverá la situación de ataques a mujeres, ni tampoco homologar las leyes, resuelve el problema.

“Se siguen presentando casos de todo tipo de violencia contra la mujer. Tenemos que ir a la raíz y a la prevención, a evitar que se presenten los casos. El feminicidio es una consecuencia fatal de un círculo de violencia”, destacó.

Por lo tanto, advirtió que el aumento de penas contra los responsables de feminicidios o la activación una alerta de género resolverá de forma automática del problema.

Por su parte,  Reyna Ontiveros señaló que el feminicidio tiene ciertos rasgos que nos debe preocupar como sociedad y el odio a la mujer caracteriza a este tipo de crimen.

y debe identificarse como primer paso para poder contrarrestarlo en la sociedad.

“El feminicidio arroja odio hacia las mujeres. El odio nos debe preocupar. ¿Qué está pasando con el hombre que odia a la mujer? ¿Qué está pasando con los grupos en el poder que reprimen a la mujer?”, cuestionó.

Por lo tanto, indicó que se debe focalizar el asunto de la división y la difuminación de los roles de los hombres y las mujeres. 

“Nosotros tenemos que educar para difuminar más los roles. El hombre debe realizar roles de mujer y de hombre. La mujer debe realizar roles de hombre y de mujer”, advirtió. 

“En el mundo de la sociología vemos un odio hacia la mujer. Ahí es donde debemos trabajar en el sistema educativo. Algo está pasando que existe odio hacia la mujer y eso nos debe preocupar”, añadió.

Finalmente Carmina Parada Aguilar, señaló que no se puede uno burlar de lo diferente, por lo que se está generando una discriminación por no ser igual a los demás.

“Es una cuestión de educación en casa y en la escuela. Antes que sucedan los feminicidios, tenemos que prevenirlos”, dijo al resaltar la necesidad de una educación en casa y en la escuela basada en el respeto a las personas sin importar género o condición social.