Cuatro activistas han sido asesinadas durante el sexenio de Rafael Moreno Valle en Puebla, según datos de la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en México.

De esta manera se llevó a cabo la presentación del organismo, donde se dio a conocer la campaña “Creemos y Creamos”, que consiste en la divulgación de materiales impresos y electrónicos para visibilizar el aporte de activistas y los obstáculos que encuentran para ejercer su labor.

Datos del organismo revelaron que, de 2010 a 2016, 41 defensoras de derechos humanos han sido asesinadas a nivel nacional, cuatro en Puebla, por lo que exigieron esclarecer los crímenes hasta ahora impunes.

Vianeth Rojas Arenas, aseveró de las 41 defensoras, 11 eran periodistas y al menos cada semana hay cuatro agresiones contra este sector en México, sobre todo por parte de servidores públicos.

Los ataques más recurrentes son la intimidación, hostigamiento psicológico, calumnias, señalamientos, campañas de desprestigio, así como la privación de la libertad.

Las cuatro asesinadas en Puebla por defender los derechos humanos fueron las periodistas Bárbara Lezama; Agnes Torres Hernández, quien era estudiante de sociología de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP); Tania Nadshiely y Verónica Luna.

Asimismo, se destacó que la violencia contra la mujer sigue en ascenso en Puebla, pues recordó que van 79 muertes de mujeres catalogadas como presuntos feminicidios y, al no haber sentencia –dijo– se vive en una entidad impune.

María de la Luz Gálvez Javier y Meztli Omixochitl, integrantes de la Unión Popular de Vendedores Ambulantes (UPVA) 28 de Octubre, refirieron que las autoridades no han querido abrirse al diálogo para llegar a un acuerdo laboral.

La campaña nacional “Defensores de los derechos humanos, creemos y creamos”, se realizará hasta el 10 de noviembre a través de redes sociales y en 15 puntos del país, entre ellos Puebla.

La finalidad de esta jornada es dar a conocer el trabajo de las defensoras de las garantías individuales y evidenciar los obstáculos que enfrentan para llevar a cabo su labor.

La red está integrada por 222 defensoras y periodistas de 23 estados, quienes registran de manera sistemática las agresiones contra las mujeres defensoras y periodistas en México.

Aseguró que esta red, ha permitido reflexionar sobre las formas de violencia que se ejercen hacia las defensoras, las condiciones en las que desarrollan su labor y las necesidades de protección, seguridad y autocuidado, todo ello desde una visión de género. Además, ha permitido encontrar algunas alternativas ante el panorama de creciente violencia en el estado y en el país.

Norma Angélica Hernández, originaria de Cuatzalan, dijo que tanto en el medio rural como en el urbano, su labor está en pro de los derechos de las mujeres.

“La canalizamos a través de cursos, talleres, eventos, asesorías, publicaciones, manifestaciones públicas entre muchas otras actividades. Así, somos portavoces de una urgencia social: la justicia hacia las mujeres”.