El secretario de la Defensa Nacional (Sedena), Salvador Cienfuegos, sentenció que los militares no se sienten cómodos en las calles “al perseguir a delincuentes”, aludiendo que estaría dispuesto a que los militares regresen a sus cuarteles.

De esta forma, el encargado de la defensa en el país pidió que los cuerpos castrenses regresen a los cuarteles para que realicen las tareas que constitucionalmente se les ha ordenado.

Por este motivo –recalcó- los militares no estudiaron para “perseguir delincuentes”, subrayando que esas labores corresponden a otros sectores de seguridad, pues “nuestros soldados ya le están pensando si le entran a seguir enfrentando a estos grupos” cuando hay cuestiones de derechos humanos de por medio.

Con el riesgo de ser procesados por un delito que tenga que ver con derechos humanos o a lo mejor les conviene más que los procesemos por no obedecer, entonces les sale más barato”, declaró.

Lo anterior al ofrecer una convivencia con medios de comunicación que cubren la fuente de la Sedena, espacio que aprovechó para pedir a los reporteros que ayuden “con esto de la ley de seguridad interior, porque podemos servir mejor, podemos servir con un respaldo jurídico”.