El director del Departamento para la Cooperación y Observación Electoral de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Gerardo de Icaza, dijo que en los procesos electorales que se realizan en América se ha demostrado que quien más dinero gasta en campaña pocas veces triunfa.

Al dictar la conferencia organizada por el Instituto Electoral del Estado, el especialista se refirió a los fenómenos electorales que se han vivido en los países integrantes de la OEA, y señaló que hay situaciones que deben analizarse como lo son los gastos de campaña.

Sin mencionar los lugares, advirtió que de acuerdo a los procesos electorales en los que ha estado, se aprecia que el dinero no siempre influye en los resultados de una elección, por lo que se tiene que analizar qué es lo que verdaderamente quiere el elector.

Advirtió que no existe uniformidad en el continente americano en lo referente a las reglas para las elecciones, ya que en países como Perú y Estados Unidos el acarreo de votantes está permitido y en casos como México está prohibido.

Dijo que pese a todos los problemas que se presentan, la realidad es que México está cerca de la democracia total pero para ello debe darse la autonomía total de los poderes, tal y como ocurre en Brasil.

“La democracia no es solo un destino sino un camino. El reto es evaluar cómo las condiciones políticas, sociales, económicas y culturales de un país interactúan con estándares internacionales para garantizar la presencia de la democracia”, destacó.

Aclaró que la democracia no es la solución de todos los problemas, pero sí el mejor camino para resolverlos.

Mientras en entrevista, el especialista afirmó que será responsabilidad de los ciudadanos la aplicación de la segunda vuelta electoral para garantizar el respeto del voto y se fortalezca la democracia.

Comentó dijo que en países de Sudamérica se aplican criterios específicos para la realización de una nueva elección entre los punteros de la jornada electoral.

Enfatizó que, a través de la segunda vuelta electoral, se garantiza que quienes logren acceder a un cargo de elección popular verdaderamente cuentan con el respaldo de los ciudadanos consolidando el estado democrático.

 Manifestó que los ciudadanos están en la posibilidad de ir exigiendo los cambios necesarios a la legislación electoral para que los partidos políticos se enfoquen en convencerlos  con propuestas viables para lograr su voto.
 
Enfatizó que otros factores que abonarán al fortalecimiento de la democracia serán la fiscalización del dinero público y privado utilizado por los candidatos en una campaña política, así como la participación de los ciudadanos.

En tanto, el Consejero Presidente  Jacinto Herrera Serrallonga se pronunció por reforzar la observación electoral para generar mayor confianza e incrementar el nivel de participación del electorado porque, en los trabajos que iniciaron de manera conjunta, se establezcan mecanismos y herramientas que permitan retroalimentar la experiencia de los observadores en los procesos electorales locales. Tan sólo en el pasado proceso electoral 2015-2016 se recibieron 1,1767 solicitudes para fungir como observadores electorales, de las cuales 887 fueron aprobadas por el Instituto Nacional Electoral.