La comisionada de Acceso a la Información Pública y actual aspirante a ocupar uno de los tres espacios dentro del nuevo órgano de transparencia, Norma Estela Pimentel Méndez, rechazó que haya efectuado el cobro de honorarios fuera de la CAIP, así como estar vinculada a una consultoría, situación que la dejaría fuera de la contienda por falta de probidad.

De acuerdo a información que llegó a este medio, la comisionada de acceso a la información habría recibido seis pagos a lo largo de 2016, fuera de la dieta que recibe por parte de la Comisión de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales.

Los pagos fueron emitidos cuatro por Vale Consultores de Empresas y dos  por la Fundación Universidad de las Américas.

El primer pago se realizó  el 13 de mayo de 2016 y el último el 20 de noviembre de 2016, y el cobro total fue de $19,470.45 en total y con las deducciones $18,525.08.

De acuerdo a la Ley de Transparencia, la comisionada estaría impedida para participar una vez que violó uno de sus artículos:

“ARTÍCULO 31. Los Comisionados durarán en su encargo un periodo de seis años sin posibilidad de reelección, y serán nombrados de manera escalonada cada dos años.

Los Comisionados no podrán tener otro empleo, cargo o comisión, con excepción de los no remunerados en instituciones docentes, científicas o de beneficencia.”

Entrevistada tras comparecer ante la Comisión de Transparencia del Congreso del Estado, ante la pregunta ¿Cuál es la relación con la Universidad de las Américas y su consultoría, ya que hubo cobros de honorarios?, la actual comisionada negó las operaciones.

“Quiero manifestar que hasta este momento, durante todo el ejercicio fiscal, nunca he emitido ningún recibo de honorarios, ningún documento y no tengo ni soy dueña de ninguna consultoría, ni tengo ninguna vinculación con estas figuras jurídicas que se mencionan”.

Reiteró que solo ha recibido la dieta que le otorga la comisión para la que fue electa.

Voto de confianza

En la entrevista, la comisionada también señaló que el proceso de selección de los nuevos comisionados de Instituto de Transparencia de Puebla que se desarrolla en el Congreso del Estado merece “un voto de confianza” antes de emir declaraciones sobre una posible imposición en el ente responsable de la rendición de cuentas.

Dijo que pese a ser “un proceso apresurado” presentó una gran parte de su ensayo y respondió puntualmente las preguntas que le realizaron los legisladores poblanos.

Comentó que a partir de este momento es responsabilidad de los diputados tomar la decisión sobre quiénes integrarán este nuevo Instituto de Transparencia pero insistió que deberán privilegiar a los perfiles ciudadanos con experiencia sobre aquellos que pudieran estar vinculados con la administración estatal.

“Hemos depositado el voto de confianza al proceso, esperamos que precisamente este proceso con los observadores que esta mañana nos han podido escuchar y verificar no solamente lo que dije en estos breves 15 minutos. Con posterioridad a este momento se vuelve un proceso que sale de lo que puede ser la presencia de la ciudadana y en este momento el proceso ya se vuelve una cuestión política en la cual no tengo en ninguna injerencia”.

Pimentel Méndez expresó que esperará a conocer el resultado de la valoración que realizarán los diputados de los 13 perfiles que comparecieron en la Comisión de Transparencia para posteriormente fijar un posicionamiento respecto a este proceso de selección de comisionados.

Será este miércoles 14 cuando se den a conocer los nombres de quienes integrarán las tres ternas que serán puestas a consideración del Pleno del Congreso para que sean electos los tres comisionados del Instituto de Transparencia de Puebla en la sesión de clausura del tercer periodo ordinario.