El representante de Siria ante Naciones Unidas negó los informes en el sentido de que el Ejército local ha cometido atrocidades en la ciudad norteña de Alepo.

Bashar Jafaari rechazó los informes durante una sesión de emergencia sobre Siria realizada hoy en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Jafaari dijo que cada vez que el Ejército sirio registra un avance, los rebeldes y sus simpatizantes occidentales lo acusan falsamente de cometer crímenes contra civiles.

La declaración se produce en medio de los señalamientos occidentales en el sentido de que el Ejército sirio ha matado civiles durante sus recientes combates para echar a los rebeldes de unos cuantos sitios que aún conservan en el este de la ciudad de Alepo.

Por otra parte, continúan las negociaciones para la evacuación de los rebeldes y sus familias del este de ciudad.

Rusia declaró, por otro lado, el acuerdo de evacuación, pero el Ejército sirio aún tiene que confirmarlo.

Los rebeldes del este de Alepo se encuentran acorralados en una zona muy pequeña y si el acuerdo se confirma podrían abandonar la ciudad la madrugada del miércoles.