Las luces de la Torre Eiffel fueron apagadas en solidaridad con los civiles de Alepo, en donde la reanudación de los combates pone en peligro un acuerdo de tregua logrado para evacuar personas y combatientes rebeldes, indicaron las autoridades de París.

Hoy, a las 20:00 hora local (19:00 GMT), la Torre Eiffel será apagada como un recordatorio simbólico del apoyo de la ciudad de París a Alepo y sus ciudadanos", escribió en Twitter la alcaldesa de París, Anne Hidalgo.

Después de un cese al fuego logrado por Moscú y Ankara, los combatientes rebeldes acordaron hoy abandonar la zona oriental de Alepo y la evacuación debía comenzar en las primeras horas de hoy.

Pero la reanudación de los bombardeos rompió la calma en la ciudad siria y condujo a una demora en el plan de evacuación.

El presidente de Francia, Francois Hollande, pidió con anterioridad la presencia de observadores de Naciones Unidas para asegurar una evacuación "con dignidad" de Alepo.