Jorge Ramos Hernández, diputado panista y presidente de la Comisión de Seguridad en la Cámara, señaló que su coalición presentó una propuesta para la Ley de Seguridad Interna hace 13 meses, pero ‘creo que el gobierno Federal no tenía el pulso de desgaste que poseen hoy en día la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y Marina (Semar).

Ramos Hernández agregó que, para legislar una Ley de Seguridad Interna efectiva, es menester consultar al almirante Vidal Francisco Soberón Sanz, así como al general Salvador Cienfuegos Zepeda: ‘a partir de las recientes experiencias de las Fuerzas Armadas, los militares se reservan sus actividades por las lagunas legales que poseen’.

Hay efectivos del Ejército sujetos a procesos de derechos humanos por el mal marco jurídico de sus funciones: sabemos que no son sus responsabilidades. También debemos consultar a la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) para que se comprendan y se apliquen normativas tal y como México lo demanda”, así mismo, comentó:

Que ‘debemos encontrar la fórmula para, al menos, estabilizar la situación, ya ni siquiera revertirla: claro, lo mejor sería (erradicarla). Con respecto al Mando Único: la Ciudad de México, el Estado de México y Veracruz: tres (entidades con Mandos Únicos) y líderes de inseguridad. Por eso el PAN plantea el Mando Mixto.

Se trata de que se centralicen mandos donde verdaderamente se justifique la presencia del Ejército, pero no en los estados donde la policía sí cumple con sus obligaciones. Proponemos en la Reforma del Mando Policial las medidas en base a resultados; puede haber una reforma con la agilidad, pero con los tiempos responsables, que no sea hecha sobre las rodillas”.

La ‘posición de Acción Nacional es determinante: se propuso la normativa y recriminaron que la Seguridad Pública era un tema delicado; no se contaba con el desgaste que se tiene hoy en día: hay definir en una declaratoria de temporalidad de las Fuerzas Armadas, sabemos cuándo llegaron, pero no sabemos cuándo se van’.