La Red Plural de Mujeres en Puebla anunció que se sumará al paro internacional programado para el 8 de marzo, el cual contempla no realizar labores domésticas, así como dejar de trabajar en las industrias, servicios y administración pública como protesta ante la inequidad y violencia de género, que han provocado un aumento en el número de feminicidios.

En rueda de prensa, integrantes de diferentes partidos políticos anunciaron las acciones a seguir con motivo del Día Internacional de la Mujer, realizado el 8 de marzo, e insistieron que en Puebla debe mantenerse la lucha ante la desigualdad de género.

Rosa María Avilés Nájera, integrante del Partido de la Revolución Democrática, lamentó  la banalidad con la que los diferentes gobiernos conmemoran la fecha ya que regalan bolsas, flores y felicitan, cuando no hay nada que festejar en el estado.

Expresó que en Puebla, en los últimos años, se incrementaron los asesinatos de mujeres por odio, mientras pocos de los responsables han sido castigados y diariamente se mantiene el acoso laboral, en la vía pública y la discriminación.

Recordó que prevalece una brecha salarial, donde las mujeres ganan en promedio 16.7 por ciento menos que los hombres por realizar las mismas actividades, además, destacó que las tareas domésticas y de cuidado de los hijos, son un trabajo que no se remunera, sin embargo, representa el 24 por ciento del Producto Interno Bruto del país.

Áviles Nájera también señaló que en Puebla, durante el sexenio anterior se dio la persecución contra las mujeres y hay casos documentados de presas políticas que, en algunos casos, incluso perdieron la vida.

La perredista y luchadora social por la igualdad de género, al ser cuestionada sobre si las mujeres deben rechazar participar en los eventos “festivos” que organizan las autoridades el 8 de marzo, señaló que no se les puede prohibir su asistencia, sin embargo, llama a que tomen conciencia de que esta fecha no se trata de una celebración sino de una conmemoración.

El paro, una herramienta

Violeta Lagunes Viveros anunció que se enviarán oficios a diferentes oficinas públicas, incluida la del gobernador Antonio Gali Fayad, a fin de que se brinden las garantías a las personas que quieran unirse al paro internacional.

Señaló que es una herramienta que servirá para hacerse visibles en las escuelas, en los trabajos, en las calles y en los supermercados, por lo que la intención es que no se realice ninguna actividad, para que se den cuenta de la importancia de la mujer en la sociedad.

Violeta Lagunes expresó que en el movimiento no importan los colores de los partidos, ya que en todos los institutos políticos  las mujeres siguen enfrentando violencia de género.

Indicó que esta acción se realizará en cuarenta países, con lo que se espera fortalecer la conciencia para logra la verdadera equidad de género y el respeto a cada una de las actividades que las mujeres realizan.

Basta de discriminación

Marina Cortez, de Movimiento Ciudadano, dijo que poco o nada ha cambiado la situación para las mujeres quienes enfrentan la violencia y discriminación en cada espacio.

Precisó que la lucha no debe detenerse y destacó que en 2016 se disparó el número de feminicidios.

Finalmente, denunció que no se emita la alerta de género bajo el argumento de que se puede afectar la llegada de turistas al estado.