El presidente Enrique Peña Nieto afirmó que en las negociaciones con el gobierno de los Estados Unidos de América para construir la nueva relación entre ambos países, “en todo momento nos aseguraremos de que la dignidad y los intereses de México sean siempre respetados”.

Sentenció que “las vías de comunicación están abiertas y los canales están funcionando”. Añadió que “negociaremos con base en nuestras fortalezas, con el respaldo de los Poderes de la Unión y con el acompañamiento de los sectores productivos”.

Tras señalar que “ya hemos dado los primeros pasos que requiere toda negociación, conocer a nuestra contraparte”, subrayó que “será una negociación compleja que llevará tiempo, y en la que buscaremos, por un lado, disipar la incertidumbre lo antes posible, y por el otro, eficacia para lograr acuerdos que beneficien el interés de México”.

En la 73ª Asamblea General Anual Ordinaria 2017 de la Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León (CAINTRA), Peña Nieto mencionó distintos elementos que propician un ambiente de negocios.

Apuntó que Nuevo León es una entidad dinámica, competitiva y ganadora, y “esto ha sido posible gracias al círculo virtuoso que aquí han construido al vincular educación, innovación, productividad y desarrollo”.

Indicó que no es casual que estos elementos formen parte de las metas establecidas en el Plan Nacional de Desarrollo.

Peña Nieto dijo que en su gobierno se está “llevando a cabo la mayor transformación educativa de las últimas décadas en nuestro país”. Junto al propósito de elevar la calidad de la educación, añadió, “está la incorporación del modelo mexicano de formación dual, es decir, estudiar en la escuela y al mismo tiempo tener prácticas en los centros laborales”.

Resaltó que a fin de elevar la productividad en el país “estamos transformando diversos aspectos de nuestra economía. Hoy contamos con un entorno de mayor competencia, especialmente en sectores estratégicos”.

Por ejemplo, agregó, “el sector de las telecomunicaciones se está modernizando a partir de nuevos competidores y más inversiones nacionales y extranjeras”. Señaló que la Red Compartida, “una vez que se ha hecho ya la licitación, una vez que se ha firmado el contrato, la empresa ganadora está comprometida para que al menos el 92 por ciento de la población de nuestro país pueda tener acceso a internet de alta velocidad en los siguientes siete años”.

Explicó que en el sector energético “hemos visto el final de un modelo monopólico para dar paso a mercados abiertos a la inversión y a la competencia”. Añadió que “desde la aprobación de la Reforma Energética se han anunciado inversiones de casi 70 mil millones de dólares en electricidad e hidrocarburos”.

Enrique Peña Nieto destacó que para potenciar estos beneficios y contribuir a elevar la productividad, “también hemos dado un fuerte impulso al desarrollo de infraestructura y al sector transporte”.