El presidente de México, Enrique Peña Nieto, sentenció al encabezar la conmemoración del aniversario número 88 del Partido Revolucionario Institucional, que el tricolor “sabe acordar, pacta para gobernar y para transformar, pero que quede bien claro: nunca, pero nunca pactará para dejarse derrotar. Nosotros, los priistas, y está en nuestra genética, siempre salimos a ganar”.

No somos el partido que patea el bote o nada de a muertito; tampoco somos el partido que engaña con ilusiones y promueve la división”, enfatizó.

Tras señalar que tiene “el honor y el enorme privilegio de ser un presidente de la República emanado del PRI, arropado por el PRI y muy orgulloso del PRI”, destacó que, “como lo decía Luis Donaldo Colosio, el PRI es el partido del cambio con responsabilidad”.

Peña Nieto, aseguró que a diferencia de los últimos gobiernos de la oposición, “nosotros sí nos atrevimos a asumir los costos y a tener la audacia para impulsar las grandes transformaciones del país. Entendimos que la popularidad es efímera, mientras que el ejercicio de la responsabilidad trasciende en el tiempo”.

Sí, claro que podíamos haber evitado un conflicto con quienes querían mantener estancada la educación y conservar sus privilegios, pero ello habría sido una imperdonable injusticia con nuestros niños. El Estado también podría haberse mantenido doblegado ante los grandes monopolios económicos, pero habría sido otra injusticia con las familias mexicanas que seguirían pagando elevados costos por los servicios que consumen”, expresó.

Mientras tanto, sentenció que el partido del cual emanó pudo evitar los costos políticos de los aumentos en precios de las gasolinas, los cuales “otros partidos en el pasado no quisieron asumir, pero ello hubiera significado recortar programas sociales o poner en riesgo la estabilidad de toda la economía nacional”, añadió.

El presidente también resaltó que “si algo quedó demostrado en enero de este año, es que la oposición sigue sin estar lista para ser gobierno. Sin distinción de colores, exhibió su oportunismo político, demandando subsidiar a la gasolina. Con ello evidenció su total desconocimiento de las finanzas públicas del país, su falta de visión de Estado, o simple y llanamente que está dispuesta a sacrificar la estabilidad económica del país para ganarse un aplauso y un respaldo fácil”.

Los priistas pudimos habernos evitado muchos costos políticos estos años, pero ello habría significado traicionar a los mexicanos, que nos eligieron para cumplir con un programa de transformación nacional”, sentenció.

“Tenemos que defender el país”

Enrique Peña Nieto señaló que “hoy nuevamente hay riesgos de retroceso. Al igual que hace seis años, están resurgiendo las amenazas que representan la parálisis de la derecha, o el salto al vacío de la izquierda demagógica”.

Puntualizó que es necesario no olvidar “el estancamiento del que veníamos, ni el riesgo real de perder lo que hemos logrado construir como país en las últimas décadas”, por lo que expresó que “una vez más, tenemos que salir a defender el avance del país y el bienestar de su gente. Es un reto que debemos asumir con toda responsabilidad y con profunda seriedad”.

Quiero decirles que lo que está en juego es mucho más que una elección. Lo que se estará decidiendo en las urnas este y el próximo año es, literalmente, el futuro de México”, apuntó.

Nuestra única estrategia debe ser ganar por México

El Ejecutivo indicó que “éste no es un aniversario más, es un 4 de marzo que se da en una importante coyuntura. Tenemos muy cerca, casi, a sólo tres meses de distancia, las elecciones en los estados de Coahuila, México, Nayarit y Veracruz; cada una de ellas es muy importante por sí misma y, en su conjunto, son la antesala de la elección presidencial de 2018”.

Agregó que, “en particular, en los estados donde habrá elecciones tenemos que salir al encuentro de la gente y reafirmar la confianza ciudadana en nuestro partido”.

Tenemos que escuchar, entender y atender las necesidades de la población. Nuestro único plan y nuestra única estrategia debe ser ganar y ganar por México. La mayor fortaleza del PRI está en nuestra unidad, en nuestra pasión por servir y construir para México; está en enfrentar a los adversarios con determinación y firmeza”, afirmó.

Resaltó que “en 2017, vamos por cuatro triunfos claros, contundentes e inobjetables: vamos a ganar en el Estado de México, vamos a ganar en Nayarit, vamos a ganar en Veracruz y vamos a ganar en Coahuila. Y con esos triunfos vamos a ganar por México”.

Nuestros contrincantes, por su lado, una y otra vez nos han subestimado. Olvidan de qué está hecho el partido más fuerte y más grande de México. Se les olvida que los militantes del PRI son mujeres y hombres que amamos a nuestra patria y que siempre daremos todo por defenderla”, destacó.

Entre tanto, Enrique peña Nieto hizo un llamado a los dirigentes del partido, a los candidatos y a los gobernadores a que “trabajen por la inclusión.