Donald Trump realizó este este sábado a la mañana una grave acusación contra el expresidente Barack Obama. A través de su cuenta de Twitter, aseguró que había ordenado intervenir sus teléfonos para espiarlo antes de las elecciones que terminarían con su triunfo sobre la candidata demócrata, Hillary Clinton.

"¡Terrible! Me acabo de enterar que Obama intervino mis teléfonos en la Trump Tower justo antes de la victoria. No encontró nada. ¡Esto es Macarthismo!", escribió.

"Cuan bajo ha caído el Presidente Obama para intervenir mis teléfonos durante el muy sagrado proceso electoral. Esto es Nixon/Watergate. ¡Mal tipo (o enfermo)!", dijo en otro Tuit.

La referencia a Richard Nixon y al escándalo del Watergate no es caprichosa. En 1974 se convirtió en el primer y único presidente en la historia de Estados Unidos que debió renunciar para evitar que el Congreso lo destituyera vía impeachment. La causa fue una investigación periodística que reveló que, durante la campaña en la que obtuvo la reelección, había robado documentos del complejo Watergate, sede del Comité Nacional del Partido Demócrata.


"¡Apostaría a que un buen abogado podría llevar adelante un gran caso por el hecho de que el Presidente Obama pinchaba mis teléfonos en octubre, justo antes de la elección!", dijo Trump en otro mensaje.

Sin embargo, a pesar de la alusión al abogado, no anticipó si efectivamente iniciaría acciones legales contra su antecesor. De hecho, por el momento no presentó evidencias ni explicó cómo se enteró de lo ocurrido.

Finalmente, pocas horas después al primer comentario de Trump, un vocero de Barack Obama respondió que el exmandatario nunca ordenó espiar a ningún ciudadano estadounidense. "Ni el presidente Obama ni ningún funcionario de la Casa Blanca ordenaron espiar a ningún ciudadano estadounidense", dijo el portavoz Kevin Lewis en un comunicado.

Ésta es la segunda acusación de gravedad que Trump realiza contra Obama en la semana. En una entrevista con Fox News el martes lo había culpado de organizar las protestas en su contra. En ese caso tampoco presentó pruebas para respaldar su denuncia.