Académicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) advierten, que la política antimexicana del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenaza la seguridad alimentaria de los mexicanos, al indicar que el 75% de las importaciones realizadas en nuestro país provienen del vecino del norte, de acuerdo con el Centro de Estudios para el Desarrollo Rural Sustentable y la Soberanía Alimentaria de la Cámara de Diputados, lo que Trump podría utilizar a su favor al momento de redefinir el Tratado de Libre Comercio de America del Norte (TLCAN).

Esto le da al gobierno estadounidense un “poder de presión peligroso”, afirmó el especialista en economía y relaciones internacionales, y académico de la máxima casa de estudios, Alfonso Calderón Salazar, al tiempo que recordó que la Casa Blanca ya ha utilizado este tipo de estrategias contra otros países, como Irán.

En 2014 un 79% del arroz consumido por México fue importado; asimismo ocurrió con el 65.2% del trigo y el 38.3% de la carne de puerco, de acuerdo con datos del Cuarto Informe de Gobierno. Las importaciones de productos agropecuarios en el país se han incrementado de 5 mil 634 millones a 25 mil 229 millones de dólares en un periodo de 23 años, desde 1993, antes de la firma del TLCAN, hasta 2016, de acuerdo con el Banco de México.

Maíz, carne, semillas y oleaginosas, frutas diversas, lácteos, huevos, miel y residuos de industrias alimentarias son los principales productos importados por México en 2016.

La tortilla, sin embargo, no verá afectado su precio, asegura el académico de la UNAM, Eduardo Pérez Haro, pues el maíz amarillo que se importa de Estados Unidos sirve principalmente para alimentar el ganado, por lo que de imponerse aranceles a este producto, sería la industria cárnica la que sufrirá las consecuencias.