La política xenofóbica implementada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hacia México, reforzada con la construcción de un muro fronterizo, ha logrado que los mandatarios europeos lo reprueben.

De esta manera, Plácido Domingo se solidarizó con el puebla mexicano al que “Estados Unidos sin connacionales que trabajen sería un caos y sería contraproducente”.

El tenor español desde Nueva York –a través de una videoconferencia– presentó el concierto que realizará en beneficio de la Cruz Roja de Puebla en el parque de beisbol “Hermanos Serdán” el próximo 2 de mayo a las 20:00 horas.

Asimismo, esperó que la edificación del muro fronterizo nunca ocurra y recapaciten las autoridades norteamericanas, comenzando por el propio Donald Trump.

En contraparte, consideró necesario, como ocurre en la Unión Europea, que el gobierno norteamericano establezca reglas y leyes justas para todos los mexicanos que quieran laborar pacífica y libremente, sin temor a ser perseguidos o vejados en sus derechos inalienables.

Estados Unidos sin que los mexicanos trabajen sería un desconcierto, sobre todo en las grandes ciudades como Nueva York, Chicago, Los Ángeles o en la zona del este de Texas", valoró.

La contribución de los mexicanos a la economía de los Estados Unidos no solo se nota en los restaurantes a través de los meseros de primera calidad, durante las épocas de producción agrícolas, lava lozas o baños, sino en áreas profesionales muy valoradas como la de doctores, enfermeras, jugadores de beisbol y futbol, niñeras, además de “los grandes profesionales” que ya tienen un lugar ganado en territorio estadounidense.

Después de un periodo de más de tres lustros, Plácido Domingo regresará a México para contribuir con la Cruz Roja en la Angelópolis, donde cantará con la Filarmónica 5 de Mayo.

El tenor dijo estar muy pendiente de todos los pormenores de la política encaminada por Donald Trump en contra de los connacionales que viven en Estados Unidos.

Entre tanto, reveló su consternación por el anuncio de la construcción de un muro, cuando las políticas internacionales generan puentes para beneficiar a poblaciones de todos los países globales.

Al recordar parte de su infancia y juventud, al lado de sus padres, Pepita Embil Echaníz y Plácido Francisco Domingo Ferrer, por las diferentes carpas y teatros de México, insistió que Estados Unidos sin los mexicanos sería un desorden, porque la mano de obra compite y está a la par de las mejores del globo.