Puebla se ubica en el séptimo lugar de agresiones contra defensoras de derechos humanos a nivel nacional, con 12 casos registrados durante el periodo 2014-2016, la primera plaza la ostenta Oaxaca con 308 de 615.

Durante la presentación del Diagnóstico Nacional de Agresiones contra Defensoras de Derechos Humanos en México, se informó que de 2012 a 2014 los casos incrementaron en 261 por ciento.

Las ponentes Rita Amador López, lideresa moral de la Unión Popular de Vendedores Ambulantes (UPVA) 28 de Octubre; Anita Hernández Morales y Susana Mejía Flores del Centro de Asesoría y Desarrollo entre Mujeres (CADEM) y Vianeth Rojas Arenas, directora del Observatorio Ciudadano de Derechos Sexuales y Reproductivos (Odesyr), calificaron como “vergonzosa” la administración estatal anterior.

Las también integrantes de la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en México, denunciaron que en Puebla y en todo el territorio nacional no existen políticas gubernamentales encaminadas a evitar las continuas agresiones a féminas.

Desde el auditorio de La Aduana Vieja lamentaron que los indicadores de agresiones contra el sector continúen a la alza, ante la omisión de autoridades de los tres órdenes de gobierno, reflejándose en el incremento del 261 por ciento entre 2012 y 2014, sin tomar en cuenta el segmento de 2015 y 2016 por estar en la afinación de sus detalles.

Acorde con el informe presentado por las activistas, durante 2012 se registraron 118 casos de agresiones, las cifras se incrementaron en 2013 a 189 y a lo largo de 2014 los índices reportaron 308 casos.

Oaxaca es número uno

Indicaron que Oaxaca la entidad número uno en dicho rubro, 308 eventos, la Ciudad de México es segundo lugar con 94 casos, mientras Chihuahua con 30 se ubica en tercero, Guerrero tiene 23 y se coloca en cuarto, Veracruz y Nuevo León continúan con 20 agresiones cada uno, luego sigue Puebla con 12 y Chiapas es séptimo con 11.

En contraste, declararon que las entidades con menos agresiones a las defensoras de los derechos humanos son: Campeche, Michoacán, Durango y Guanajuato, todas con dos; Hidalgo totalizó con cuatro, finalmente Campeche, Colima y Yucatán sumaron tres agresiones a mujeres.

La intimidación y hostigamiento psicológicos con 196 casos ocupan la primera plaza; calumnias, señalamientos y campañas de desprestigio son segundo lugar con 93; amenazas, advertencias y ultimátum conforman el tercer lugar; restricciones a la libertad de expresiones segundo con 38 casos y la detención ilegal y arresto con 25 casos es el quinto lugar.

Las activistas destacaron que de los 615 casos entre 2012 y 2014, 299 de ellos, que representan el 48.6 por ciento, fueron cometidos por servidores públicos como policías con 127, autoridades estatales con 59, municipales con 51, en tanto que los servidores públicos de la administración federal contribuyeron con 45 y el sector correspondiente a militares sumó 17 casos.

Gobernadores deben dar seguridad

En un momento, Rita Amador López precisó que los gobernadores tienen la obligación de garantizar la protección a las defensoras de los derechos humanos.

En ese marco puntualizaron que las mujeres dedicadas a defender los derechos humanos deben ser respaldadas con el derecho de respeto de género.

La evidencia sostiene que no hay mecanismo gubernamental de protección eficaz con perspectiva de género y sólo incluyen elementos diferenciados, por ello, no hay garantías de justicia para que las defensoras de derechos humanos puedan hacer frente a este panorama”, declaró.

Las activistas exigieron al gobierno federal de Enrique Peña Nieto acatar las recomendaciones y llamados de organismos internacionales, como la ONU y la Organización de Estados Americanos, para la protección de defensoras de derechos humanos.

Se pronunciaron por garantizar las visitas de las expertas del Comité para la Eliminación de la Discriminación Contra la Mujer, además que las sanciones sean penales y administrativamente a los funcionarios públicos que desestimen, obstaculicen, incumplan y demoren la implementación de las medidas de protección humanitaria.