El Observatorio Ciudadano Laboral Poblano (OCLP), inició un volanteo para exigir a las autoridades que se emita la Alerta de Violencia de Género para Puebla.
El volanteo se inició en el zócalo de la ciudad y puntos de mayor afluencia, como parques públicos, para demandar al secretario general de Gobierno del Estado (SGG), Diódoro Carrasco Altamirano, que informe que cumplió con los 11 puntos de la recomendación que les emitió la Conavim.
Irene Herrera, en rueda de prensa, señaló que la exigencia también es para la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim).

Que haga público el estatus que guarda la solicitud de la Alerta de género que presentó la agrupación ‘Todos para todos’, el año pasado”, exigió.

Informaron que, de enero al 12 de marzo, se han perpetrado en Puebla 19 feminicidios en la entidad, por lo que sigue la exigencia de cese a la violencia y los crímenes de odio.

Detalló que la Red Nacional de Defensa de Derechos Humanos reveló que el estado de Puebla ocupa el quinto lugar nacional en agresiones en contra de defensores de derechos humanos y que en su mayoría son ataques de género.

Detalló Irene Herrera que los últimos tres años, a raíz de que se tipificó como delito, en Puebla ocurrieron 155 feminicidios durante la mitad del sexenio.

Nada han hecho las autoridades estatales para frenar estos crímenes de odio, de los cuales ni la mitad han sido reconocidos por el gobierno”, acusó.

Señaló que apenas la semana pasada, el fiscal Víctor Carrancá Bourget, reconoció 13 de 18 feminicidios que se cometieron hasta el 7 de marzo pasado.

Sin embargo, el año pasado se perpetraron un total de 81 casos, lo cual es una estadística alarmante, considerando que enero a la fecha ocurrieron 19 feminicidios, es decir, un total de 100 casos en 14 meses”, argumentó.

“El Observatorio Ciudadano Laboral Poblano demanda la inmediata emisión de la Alerta de Género a la Secretaría de Gobernación, para el estado de Puebla”, dijo.

Recordó que desde el pasado 28 de diciembre se venció el plazo que impuso la Conavim para que el gobierno estatal cumpliera con los 11 puntos de la recomendación.

A la fecha, después de casi tres meses, la ciudadanía desconoce si la autoridad poblana cumplió con las recomendaciones, debido a que pareciera ser que existe una confabulación entre la Conavim para frenar el mecanismo a favor de los derechos de las mujeres”, dijo.

Anunciaron que iniciarán una colecta de firmas y hasta una marcha a pie a la ciudad de México, para exigir a la Secretaría de Gobernación (Segob) federal, que se emita la Alerta de Género para Puebla.

Además expuso que la organización civil Observatorio de Derechos Sexuales y Reproductivos (Odesyr) reportó que, de acuerdo con un conteo propio, en 2013 fueron asesinadas 50 mujeres.

En 2014, los homicidios sumaron 60, en 2015, 50, y en 2016 fueron asesinadas 81 mujeres, añadió.

La alerta

El 18 de junio de 2016, la Conavim emitió 11 recomendaciones al gobierno poblano, las cuales fueron aceptadas.

Se le dio un plazo de seis meses para atenderlas, o de lo contrario la Secretaría de Gobernación declararía Alerta de Violencia de Género.

El plazo venció el 18 de diciembre y la autoridad no ha cumplido las recomendaciones, tampoco se conoce el trámite que debiera ser público, aseguró Herrera Delgado, quien detalló que según estadísticas hemerográficas, en menos de cinco días se reportaron cinco crímenes de odio, sin que hasta el momento la FGE tenga una pista de los agresores.

En la mayoría de los crímenes, los presuntos culpables fueron las parejas sentimentales de las víctimas.

Apenas la semana pasada, fueron hallados en menos de 12 horas dos cadáveres de mujeres, uno de ellos con marcas de tortura en la cara y cuello, y el segundo brutalmente golpeado y con un impacto de bala en la frente.

Refirió que el primer caso corresponde a una mujer desconocida, de aproximadamente 25 años de edad, quien fue encontrada a unos metros del camino Juan Portes Gil, en el municipio de Santa Isabel Cholula.

La segunda víctima respondía al nombre de Juana de los Santos, y fue encontrada al fondo de una barranca en la comunidad de San Lorenzo Tlaxipehuala, en el municipio de Chiconcuautla, con un impacto de bala en la frente y brutalmente golpeada.