El Partido del Trabajo (PT) en Puebla aseguró que el precio máximo de la gasolina debería ser de 10 pesos, lo que dejaría una ganancia al gobierno federal de 4.80 pesos y con ello se reactivaría la economía, y en el caso de estados como Puebla, delitos como la extracción ilegal del combustible ya no serían atractivos para quienes los cometen.

En rueda de prensa, el diputado del PT, Mariano Hernández Reyes, presentó la iniciativa que se promueve a nivel nacional, e indicó que las cifras de los costos reales de extracción, refinación, y distribución del producto suman 5.20 pesos, lo que indica que en estados como Puebla, se paga al triple.

A través de una tabla, demostró de el consto de extracción es de 1.2 pesos; de refinación son 2.10; por la distribución es 1.90 dando una suma total de 5.20 pesos.

Aseguró que el gobierno podría obtener una ganancia de 4.80 pesos por litro de gasolina y además habría una reducción en los costos de productos y servicios para lograr la reactivación de la economía.

El legislador local advirtió que actualmente el costo técnico de la gasolina es de 5.20, y hay que sumar el impuesto a la extracción (IVA) por 9.23 pesos; más 1.60 pesos por importación e ineficiencias del suministro lo que da un promedio de 15.99 pesos.

Además, agregó que si el gobierno deja de condonar impuestos a las grandes empresas y habría ingresos para el gasto social e infraestructura para estados y municipios.