El aspirante a la candidatura independiente por el movimiento “Ahora si”, Emilio Álvarez Icaza, cuestionó la “herencia” que dejó el exgobernador Rafael Moreno Valle a los poblanos, que es “una de las mayores deudas del país, sin que le hubiera consultado a los ciudadanos, además de los casos de espionaje”.

Durante una visita a Puebla para promocionar su movimiento, habló de la situación que vive el estado, e indicó que uno de los principales problemas es el endeudamiento que dejó el anterior gobierno, mismo que solo se concentró en hacer obras para una zona, pero descuidó todo lo demás.

Álvarez Icaza señaló que esta situación es similar a la de otros gobernadores que han dejado endeudados a sus estados, y ellos se van mientras la deuda tiene que pagarse.

El también exsecretario Ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), dijo que no solo es la deuda lo que dejó el exgobernador, sino su actuación en contra de los movimientos sociales a los cuales reprimió.

Dijo que el caso más grave que se presentó fue el homicidio del menor José Luis Tehuatlie Tamayo, con las acciones de represión.

 

El espionaje

Álvarez Icaza dijo que en la “herencia que dejó el gobernador se encuentra el tema del espionaje gente que pensaba diferente, o incluso sus propios aliados, sin que se haya esclarecido el tema de le empresa israelí Hacking Team, a quien le compraron un sistema para la intervención de llamadas telefónicas hechas por el gobierno de Rafael Moreno Valle”.

Señaló que el delito quedó impune debido a que no existe una ley que castigue este acto y porque las autoridades judiciales han hecho caso omiso para investigar el caso.

Reprochó que a pesar de que se dio a conocer el caso de la empresa Hacking Team, la autoridad no “haga nada”.

Me parece muy grave que saliendo esta información no se haya investigado, porque además se pagó con recursos públicos. Hasta el momento quedan impunes los espionajes. Menos del uno por ciento de las escuchas en este país son autorizadas por un juez, están actuando en la absoluta ilegalidad y no les importa. Las autoridades competentes no hacen nada”, acusó.

Advirtió que estos actos de espionaje continuarán mientras las autoridades competentes no hagan nada al respecto.

Las distintas instancias de gobierno investigan o escuchan ilegalmente a los ciudadanos y no pasa nada. México es uno de los países con más riesgo en materia de derechos digitales”, refirió.

 

Rechaza premios de consolación

Por otra parte, el aspirante señaló que las candidaturas independientes a un cargo de elección popular no deben ser consideradas como "un mecanismo de consolación" para quienes no lograron una postulación en sus partidos políticos sino como una figura de consolidación y participación de los ciudadanos.

 

Emilio Álvarez Icaza dijo que de cara al proceso electoral 2018 es necesario fortalecer la figura de candidaturas independientes para que sean vistas como una verdadera posibilidad para los ciudadanos que están "hartos" de los partidos políticos.

Señaló que está trabajando para consolidar su proyecto y para ello se puso como meta lograr al mes de septiembre la obtención de 80 mil "avales" para seguir adelante y en los primeros meses de 2018 registrarse como aspirante a candidato independiente y buscar competir por la presidencia de la República.

 

El aspirante presidencial independiente se pronunció a favor de la eliminación del fuero constitucional para todos los gobernantes y servidores públicos para poner un alto a los actos de corrupción.

Asimismo, por la revisión del esquema y formato para la presentación de la declaración 3 de 3 y con ello garantizar que la política no sea utilizada para hacer negocio y generar las riquezas familiares de los políticos en México.

 

Terminar con la fiesta

Manifestó que en el movimiento “hay el ánimo que tiene que ver con decir ya se acabó esa fiesta, el término de las deudas que han dejado muchos gobiernos estatales, incluso federales y no solo es el tema de apropiarse de nuestra riqueza, sino hasta hipotecar nuestro futuro y el de nuestros hijos, me parece entonces que sí tenemos buscar un cambio de legislación de las cosas”.

Dijo que están apostando al microfinanciamiento porque no quieren que la política siga en una lógica de “ríos de dinero, donde hay dinero para partidos políticos, para bonos y no para medicinas”.

Consideró que “México necesita más democracia y no más obediencia” y que todo el que quiera sumarse a este movimiento tendrá que asumir un principio de código de ética, si lo cumple podrá participar, porque “no se puede generar una condición de un movimiento que promueva y luego ya cuando la gente llegue a un cargo, no se haga caso de esos compromisos y contratos”.