El presidente de la Comisión Bicamaral de Seguridad Nacional, Waldo Fernández González, reconoció que no existen condiciones para la aprobación de la Ley de Seguridad Interior y advirtió que ante ello no existen protocolos para la actuación de las fuerzas armadas.

En rueda de prensa tras Inauguración de la Exposición "Símbolos Patrios. La Bandera Mexicana 1810-1967”,  en el Congreso del Estado, el legislador advirtió que al haberse iniciado el proceso electoral presidencial, ningún partido va a querer asumir el costo político e incluso algunos van a buscar sacar raja política de los hechos.

Advirtió que donde no hay ley hay abusos, y donde existen estos hay vacíos, por ello hay que hacer la Ley que dé certeza a los ciudadanos de cuándo deben interactuar las fuerzas armadas en materia de seguridad interior.

Dijo que actualmente no se puede determinar el uso de la fuerza, o cómo se determina que las fuerzas armadas puedan participar en un evento, esto se encuentra al arbitrio político o consideraciones de terceras personas.

El legislador expuso que deben tenerse protocolos para el uso de la fuerza, la posibilidad de reglas claras de cuándo deben participar las fuerzas armadas, y que los ciudadanos estén tranquilos con su actuación.

Aclaró que las prioridades son diferentes en cada estado e indicó que su estado (Nuevo León) no hubiera salido de los problemas de inseguridad sin la participación de las fuerzas armadas y recordó que no se podía salir ni a carretera a estados vecinos.

Manifestó que los puntos básicos de la Ley de Seguridad Interior debían ser el establecer el protocolo del uso de la fuerzas, que haya un plazo en el que se establezca el regreso de las fuerzas armadas a los cuarteles, y este debe estar condicionado a que los estados y municipios tengan una sanción si no forman policías, pues se tienen casi 12 años de que los militares andan en la calle y en algunos lugares no se ha hecho nada.

Trabajan contra el Huachicol

Posteriormente el legislador informó que se trabaja en la comisión bicamaral para atender el problema del robo de combustible, donde Puebla es uno de los estados que presentan mayores problemas.

Señaló que los temas que se manejan son el sancionar el robo material del combustible, pero además lo referente a los recursos con los que operan.