Como no la dejaron tener novio, una niña de 13 años de edad se quitó la vida ahorcándose con un hilo de cáñamo en la azotea de su domicilio, en el Barrio de Teoconchila, del municipio de Chignahuapan.

A las 17:20 horas del martes, personal de la Policía Ministerial del Estado (PME) acudió a Privada Justo Sierra para dar inicio a las diligencias del levantamiento de cadáver de Briseida, quien tenía 13 años de edad.

Antes de la llegada de los investigadores, la menor fue revisada por paramédicos, que fueron llamados por sus padres, reportando que ya no se podía hacer nada por ella porque ya no tenía signos vitales.

Los papás de la niña dijeron que habían descubierto que tenía novio, por lo que la obligaron a que terminara con él y después la encerraron en su casa. La menor esperó a que sus padres salieran para subirse a la azotea donde se ahorcó con un hilo de cáñamo.

El cuerpo fue trasladado al Anfiteatro del Panteón Municipal para que le fuera practicada la necropsia y luego fue entregada a sus padres para los trámites del sepelio.

El caso fue radicado en la Carpeta de Investigación 243/2017/CHIGNAHUAPAN.‎