En reunión de trabajo con legisladores, el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, asumió la responsabilidad del socavón originado el 12 de julio pasado en el Paso Exprés de Cuernavaca, que cobró la vida de dos personas; también rechazó “haber repartido culpas ni señalado responsables”.

Dijo que fueron los peritos independientes quienes señalaron “posibles responsables”, apuntando responsabilidad de la constructora Aldesa por no construir el embovedado de la alcantarilla de la obra, y del gobierno de Morelos por no realizar las tareas de recolección de basura correspondientes, que llevaron al taponamiento de la alcantarilla con desechos.

Los legisladores cuestionaron la tardanza de indemnizar a la familia de Juan Mena López y Juan Mena, quienes cayeron a bordo de su vehículo en el hundimiento originado en la obra. Ruiz Esparza indicó que no ha habido algún acuerdo con la familia hasta el momento.