Subió a 21 el número de personas fallecidas en Brasil tras el naufragio ocurrido entre la noche del martes y madrugada del miércoles pasados en el río Xingú en el estado amazónico de Pará (norte), informaron hoy autoridades locales.

De acuerdo con la Secretaría de Seguridad Pública de Pará, el capitán de la embarcación aseguró que en ella viajaban 49 personas, aunque inicialmente la propia entidad difundió que había 70 personas a bordo.

Un total de 23 personas fueron rescatadas con vida, por lo que aún habría cinco desaparecidos, al tiempo que entre los fallecidos hay un bebé de 1 año.

El barco "Capitán Ribeiro" partió el pasado 21 de agosto por la tarde del municipio de Santarém en el occidente de Pará, con escala en Monte Alegre y Prainha, así como destino final Vitória do Xingú.

El barco se hundió entre la noche del martes y madrugada del miércoles en una zona conocida como Ponte Grande do Xingú, entre Porto de Moz y Senador José Porfírio.

Algunos de los sobrevivientes narraron que llovía al momento del naufragio y que la embarcación fue alcanzada por una tromba de agua, fenómeno parecido a un tornado, al tiempo que la empresa responsable del barco no tenía licencia para transporte de pasajeros.

En Brasil son frecuentes los accidentes de embarcaciones en ríos de la cuenca amazónica, donde gran parte del transporte se realiza por vía fluvial, debido a la precariedad de muchas de las naves utilizadas a menudo con exceso de pasajeros.

Este mañana se produjo otro naufragio de barco en la Bahía de Todos los Santos, del estado brasileño de Bahía (noreste), donde hasta ahora se ha confirmado la muerte de 22 personas.