El gobernador del estado, Antonio Gali Fayad, anunció que con la enajenación onerosa del nodo logístico intermodal denominado “La célula”, las 600 hectáreas serán destinadas para albergar la industria militar y detonar el desarrollo económico de la región Libres – Oriental, con la creación de cinco mil empleos.

Entrevistado tras la Entrega de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Puebla traducida al náhuatl, el gobernador se refirió a la iniciativa que se envió esta semana al Congreso del Estado para enajenar el lugar que ha permanecido vacío desde hace una década, reiterando que con esta acción se favorecerá el desarrollo económico.

Anunció que las 600 hectáreas serán ocupadas en su totalidad para la industria militar y detonar el desarrollo de la región Libres-Oriental, indicando que, después de que el proyecto no cumplió con los objetivos bajo los que fue construido y permaneció abandonado durante muchos, años en su administración de dará un uso productivo.

Explicó  que la intención es que la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) construya infraestructura militar en este predio para generar alrededor de 5 mil empleos pero evitó revelar mayores detalles.

“Ellos tienen una gran necesidad de trasladar la industria militar y se estaba buscando desde hace mucho tiempo un predio idóneo. Tuve la oportunidad hace algunas semanas de platicarlo con el general y debemos sentirnos orgullosos de haber elegido este estado para detonar un proyecto tan importante”.

Gali Fayad descartó que la enajenación onerosa sea un pago para las fuerzas armadas por su apoyo y labor de combate del robo de combustibles de ductos de Petróleos Mexicanos (PEMEX) en la zona del “Triángulo Rojo”.

Fue el 13 de enero de 2009 cuando el exgobernador, Mario Marín Torres, inauguró “La Célula” que tuvo una inversión de 450 millones de pesos para la construcción de la infraestructura del puerto seco en área de 600 hectáreas.

Gali señaló que que platicó con las autoridades del gobierno federal para ofrecerles el predio ubicado en la zona de Libres-Oriental para aprovechar la zona que por años había estado inhábil. Además, señaló que la prioridad era la generación de empleos y el desarrollo económico.

Sin problemas legales

Para la enajenación del predio no existen problemas legales, una vez que el pasado 27 de enero se publicó en el Periódico Oficial del Estado de Puebla, el Decreto del Ejecutivo del Estado por el que se extingue el Fideicomiso Público denominado “La Célula” que fue creado en el año 2007.

Asimismo, el presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política, Jorge Aguilar Chedraui, anunció que habrá una sesión extraordinaria, posiblemente la próxima semana, para que se vote la enajenación de “La célula”.

Fracasaron los intentos para reactivarla

Tres días antes de tomar protesta como gobernador, Rafael Moreno Valle anunció que al concluir el primer trimestre de 2011, el gobierno estatal electo concretaría negociaciones con tres empresas internacionales interesadas en establecerse en “La célula” para operar el recinto como parque industrial,  de acuerdo a información de Pablo Rodríguez Regordosa, durante el Foro Empleo y Competitividad.

El representante del área económica del gobierno estatal electo, informó que había negociaciones con tres empresas de capital inglés y alemán, además de una firma nacional, que habían mostrado interés por operar desde el recinto industrial ubicado en el municipio de Oriental.

La firma inglesa EHS Projets, que se dijo, mantenía su interés en el estado de Puebla, nunca concretó su instalación, tampoco los presuntos proyectos de tres empresas interesadas en “La célula”, entre ellos uno de capital inglés.