Alberto Jiménez Merino, director de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) en Puebla, sigue en firme en la búsqueda de la candidatura del PRI al gobierno de Puebla, aunque lo hará de forma mesurada y a la espera de los tiempos, declaró.

En tanto, señaló que se concentrará en su trabajo, desde donde manifiesta su rechazo a la consulta a la base para elegir al abanderado priista. Asimismo, luego de charlar con Intolerancia Diario sobre los proyectos de la dependencia federal, sentenció que nunca tuvo en mente dejar al PRI.

“No me he borrado, no me he descartado, pero tampoco creo que sean momentos de intensificar la actividad política”, afirmó.

Además, habló de sus posibles contrincantes a la gubernatura, señalando que sería un error la posible elección de Martha Erika Alonso, esposa del exgobernador Rafael Moreno Valle, mientras que del exmandatario estatal, prefirió no pronunciar palabra alguna.

Merino, también afirmó que el PRI tiene posibilidades de recuperar Casa Puebla, aunque sentenció que no será nada fácil y, prudente como se le caracteriza, no emitió ninguna queja o crítica contra sus compañeros priistas que también buscan el mismo puesto.

En las preguntas “de bote pronto”, al único que le vio posibilidades como candidato fue a Enrique Doger Guerrero, al tiempo de reconocer a José Antonio Meade como una persona extraordinaria, sin escándalos.

-¿Usted firme en el partido?

-Definitivamente, he sido priista toda mi vida, aquella vez que se hablaba que si me iba o no me iba, lo aclaré, creo que de manera suficiente. Nunca estuvo en mi mente dejar el PRI.

Lo que yo compartí y sigo sosteniendo, es que recibí invitaciones, pero de eso a que ya me voy o que soy ingrato, que no le reconozco al PRI lo que me ha brindado, que chantajee, quién tendría que ser tan débil para dejarse chantajear con Alberto Jiménez Merino, o qué tan poderoso es Merino para chantajear a alguien.

Creo que lo que sucedió, fue que la invitación que recibo coincide también con otra invitación de ser director de la Conagua, un tema que he venido trabajando desde hace 25 años de manera directa. 

Sin contar que desde la niñez ya acarreaba el agua para mi casa, fui aguador para las necesidades de mi familia y esa circunstancia me permitió estudiar otras formas de hacer llegar el agua, de ahí surgió el libro, agua para el desarrollo, que lleva tres ediciones que se han agotado. El servicio ha sido mi vida.

-¿Qué viene, seguir en la comisión o seguir en otro lado para su fututo?

-Seguir sirviendo a Puebla, trabajando con la gente, con cargo y sin cargo, como también lo he demostrado.

Impulsando soluciones, por naturaleza he sido innovador de soluciones, buscador de soluciones y al PRI, le digo que si de algo sirve mi participación, aquí estoy puesto.

Pero de eso a obsesionarme o andar haciendo aspavientos para el próximo proceso, no lo tengo considerado.

No me he borrado, no me he descartado, pero tampoco creo que sean momentos de intensificar la actividad política, porque lo que sí hay que hacer es fortalecer al presidente de la república, fortalecer el trabajo de las instituciones, la unidad y para eso sí me presto.

-¿Entonces no se baja?

-Todavía no, ahí sigo anotado, pero hoy al cien por ciento dedicado a atender la responsabilidad que ahora tengo.

-¿No veremos a Jiménez Merino en mítines políticos?

-No, al menos los fines de semana, fuera de horarios de trabajo, pero 100% dedicado a atender a la Conagua.

-¿Cómo vislumbra al PRI para el 2018, hay posibilidades para recuperar Puebla?

-Es un futuro complicado, creo que habrá que hacer mucho trabajo de unidad. 

No obstante, creo que haciendo las cosas bien, fortaleciendo la unidad y el trabajo de todos, tiene el PRI posibilidades de recuperar el gobierno del estado para 2018 y por supuesto, retener la presidencia de la república.

No tengo la menor duda que así va a pasar, pero de que no va a ser tan fácil, también seamos sinceros, se va a necesitar poner el extra.

-¿Hay cuadros en el PRI?

-Hay suficientes cuadros, creo que hay una gran capacidad en los que han expresado participar. Manifiesto mi respeto por todos, creo que hay material de dónde echar mano para tener éxito en el 18.

-¿La consulta a la base?

-Es un procedimiento descartado, bueno se descartó a ser una prioridad, pero forma parte de los cinco métodos que el PRI tiene para elegir a sus candidatos, de acuerdo a las condiciones de cada región, estado y circunstancia, se podrá echar mano.

-¿Cómo la ve usted?

-Creo que no es conveniente, creo que confronta mucho, divide a la gente, después es bien difícil andar sobando los golpes, las heridas, creo que tenemos que encontrar métodos más inteligentes para que podamos consensar y estar seguros de estar eligiendo la mejor opción.

-¿Cuál de estos es más inteligente?

-Pues el consenso, el consejo político, encontrar la unidad entre todos, para buscar al mejor que pueda ser el abanderado.

No podría hoy calificar, no quiero herir susceptibilidades y generar descalificaciones, por octubre o noviembre ya se verá más claro.

A bote pronto

Lastiri: Impetuoso buscador de la gubernatura.

Doger: Con posibilidades.

Vega: Con méritos, trabajo.

Blanca Alcalá: Creo que está ella misma descartada por ser embajadora.

Armenta: Lo veo muy aguerrido.

Rafael Moreno Valle: Sin comentarios.

Martha Erika Alonso: Creo yo que sería un error.

Barbosa: Posibilidades.

Morena: Con trabajo creciente.

PRI: Mucho más estructurado, después de asamblea nacional con un gran ánimo para obtener la victoria en el 18.

Andrés Manuel: Persistente.

Meade: Político muy profesional, sin ningún escándalo conocido, una extraordinaria persona. ¿Buen cuadro? Es un buen cuadro, técnico y político.