Las comisiones unidas de Hacienda y Desarrollo Económico aprobaron la enajenación onerosa a favor de la Secretaría de la Defensa Nacional, de las 600 hectáreas que conforman lo que sería el Nodo Logístico Intermodal, denominado “La célula”, para la instalación de industria militar que generará cinco mil empleos directos.

Durante la sesión, en la que estuvo presente el secretario de Competitividad, Trabajo y Desarrollo Económico, Michel Chaín Carrillo, el presidente de la Comisión de Hacienda, José Chedraui Budib, dijo que las 600 hectáreas dejarán de ser un pantano y un gasto para los poblanos.

Por lo tanto, aplaudió la gestión del gobernador Antonio Gali Fayad, del secretario de la Secretaria de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, y del presidente Enrique Peña Nieto para concretar la operación que generará un mayor desarrollo en la zona.

Señaló que si se congregan cinco mil trabajadores en la zona se requerirá la construcción de viviendas para el personal, restaurantes, hoteles y escuelas, lo que representa la creación de un importante polo de desarrollo para el estado.

José Chedraui indicó que una de las demandas de la población es el empleo, por lo que esta es una oportunidad para que se creen fuentes de trabajo formales en las diferentes áreas de la industria, no solo la militar, ya que se incluirán los servicios.   

Asimismo, señaló que hay consenso por parte de los diputados para que una vez que se aprobó en comisiones pase al pleno y con ello, el proyecto que estuvo abandonado durante 10 años, tenga una utilidad.

Sobre las quejas, dijo que nunca faltarán las voces que se inconforman de todo y destacó que la presencia  del ejército en la región garantizará la seguridad en la zona. Finalmente, reiteró que el proyecto para el desarrollo económico, podría ser el más importante del actual gobierno por la cantidad de empleos que se generarán.

La iniciativa

La semana pasada ingresó en la Comisión Permanente el documento para la enajenación de 600 hectáreas que fueron expropiadas en el año 2007 durante el gobierno de Mario Marín Torres.

En la argumentación de la iniciativa enviada por el gobernador Antonio Gali Fayad, se expone que es y será interés del Poder Ejecutivo consolidar el patrimonio inmobiliario del estado, otorgando a los inmuebles bajo su dominio un uso adecuado, siendo preciso destacar que en la superficie descrita no es útil ni idónea para ser destinada a oficinas públicas ni para ser utilizadas para la prestación de algún servicio público, por lo cual dichos inmuebles carecen de utilidad para el Gobierno del Estado de Puebla, por lo que de mantenerlos dentro del patrimonio inmobiliario, solo generan gastos de mantenimiento, lo que representa altos costos para el erario público.

Se indica en el documento que el terreno es apto para el establecimiento de diversos tipos de industria que genere beneficios al estado y por ende a la ciudadanía. Posteriormente se dio a conocer que en el lugar se instalará la industria militar.

El gobernador se refirió a la iniciativa que se envió al Congreso del Estado para enajenar el lugar que ha permanecido vacío desde hace una década, e indicó que se va a favorecer el desarrollo económico.

Anunció que las 600 hectáreas serián ocupadas en su totalidad para la industria militar y detonar el desarrollo de la región Libres-Oriental e indicó que, ya proyecto no cumplió con los objetivos bajo los que fue construido y permaneció abandonado durante muchos años, en su administración se le dará un uso productivo.

Explicó  que la intención es que la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) construya infraestructura militar en este predio para generar alrededor de 5 mil empleos pero evitó revelar mayores detalles.