El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, aplaudió el lunes el nuevo intento de alto el fuego en el este de Ucrania, pero instó a las partes a que las palabras estén en consonancia con los hechos.

En un comunicado divulgado a través de su portavoz, Guterres elogió el nuevo intento de llevar la paz al este de Ucrania con motivo del inicio del año escolar.

Sin embargo, subrayó la necesidad de garantizar la sostenibilidad del cese del fuego y exhortó a todas las partes a cumplir íntegramente las condiciones del pacto, especialmente en lo que respecta a proteger a los civiles.

El secretario general también reiteró el apoyo de la ONU a los esfuerzos internacionales para buscar una solución negociada al conflicto que enfrenta al Gobierno ucraniano con los separatistas prorrusos en la región, e instó a todos los involucrados a trabajar en ese sentido.

El nuevo acuerdo de alto el fuego entró oficialmente en vigor el viernes, aunque se han denunciado varias violaciones. Los líderes de Alemania y Francia, los dos principales mediadores internacionales en esta crisis, han advertido que la situación sobre el terreno no ha mejorado significativamente a pesar del nuevo pacto.

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, instaron el lunes al presidente ruso, Vladímir Putin, y al ucraniano, Petro Poroshenko, "a cumplir sus compromisos, apoyar el cese del fuego públicamente y asegurarse de que las instrucciones necesarias sean transmitidas al ejército y las fuerzas sobre el terreno".

Más de 10.000 personas han muerto en el conflicto desde que estallase a principios de 2014.