El regreso de Javier Lozano a la Cámara Alta generó severos cuestionamientos luego que entre sus primeras declaraciones el pianista respaldó la petición de los priístas de imponer al actual procurador Raúl Cervantes como fiscal, una idea que el propio presidente de Acción Nacional, Ricardo Anaya, ha dicho que su partido impedirá.

Tanto la columna Templo Mayor de Reforma como el expresidente estatal del PAN, Juan Carlos Mondragón, subrayaron que ese fue el principal motivo de Lozano Alarcón para dejar el gabinete de Tony Gali y regresar a la Cámara Alta.

Aunque a nivel federal, el nombramiento del primer fiscal de la República ha sido un tema de discusión porque Acción Nacional considera que es desaseado e incorrecto que el procurador actual, Raúl Cervantes, sea designado como fiscal; es preciso señalar que Rafael Moreno Valle aplicó esa estrategia en su sexenio al colocar a Víctor Carrancá como titular de la FGE.

Aquí el texto íntegro de Templo Mayor

NO con bombo y platillo porque no está a su nivel, así que con cuarteto de cámara Javier Lozano anunció su regreso al Senado. La duda es si se sumará a la bancada del PAN... ¡o a la del PRI!

Y ES QUE lo primero fue llevarle la contra a su dirigente, Ricardo Anaya, al ponerse del lado de los tricolores en la defensa del procurador Raúl Cervantes para que se convierta en Fiscal General. ¿Será que Lozano revivió el priísta que lleva dentro o simplemente busca el apoyo del PRI para volver a presidir la Comisión de Comunicaciones? Es pregunta que desafina pero no desentona.