Luego de los escándalos de espionaje, el presidente estatal del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Gabriel Biestro, señaló que es hora de llamar a cuentas al exgobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle Rosas.

Al ser cuestionado por la prensa, indicó que la noticia del espionaje que presuntamente cometió la administración morenovallista, ya no es nada nuevo.

Esto, luego de que el pasado lunes, el senador de la República, Luis Miguel Barbosa, acompañado de Fernando Manzanilla Prieto, cuñado y exintegrante de la administración de Moreno Valle, anunciaron que se interpondría una denuncia ante la Procuraduría General de la República (PGR).

Al respecto, el líder del partido Morena en Puebla, señaló que no solo se debe llamar a cuentas a Moreno Valle, por este caso, sino “por muchas otras cosas”.

Se anda placeando por todo el país, feliz de la vida y no ha respondido a ninguna de las situaciones que se han venido presentando”, indicó.

Y es que aseguró que hubo un desfalco y endeudamiento durante su sexenio en el gobierno de Puebla.

¿Hasta que punto quieren esperar para que lo llamen a cuentas?”, dijo al señalar que “es hora que la justicia se aplique o actúe y que se vea que el que la hace, la paga”, sentenció.

Recordó la publicación y propaganda de su libro, el cual fue promocionado por todo el país con un despilfarro de recursos indiscriminado, para promoción personal.

Es momento que alguien le ponga un alto y lo llamen a rendir cuentas”, dijo al señalar que va a ser difícil que las autoridades del estado lo convoquen, pero hay autoridades nacionales que lo pueden llamar.

Es algo muy serio lo que está pasando, por menos hay gobernadores, inclusive presidentes que han tenido que renunciar, por escándalos menores a lo que está pasando ahorita”, dijo.

No es posible que le permitan seguirse placeando, mientras que tiene tantos asuntos pendientes”, aseveró.

Añadió que por eso Morena pugna por que se apliquen las condiciones de derecho en México, sin el afán de una cacería de brujas.

¿Hay condiciones de que la PGR castigue el delito de espionaje, aunque se habla de un pacto Peña Nieto- Moreno Valle?

Yo creo que sí, creo que los elementos existen, aunque me parece que las grabaciones no son en tal una prueba válida de este tipo de situaciones.

Sirven más bien para una cuestión de escándalo político, que una cuestión jurídica. Pero vamos a esperar, yo creo que los elementos se tienen que reunir, ya sea de un lado o por otro, para que se haya ganado la justicia”, aseveró el líder político de izquierda.

Miguel Barbosa y Fernando Manzanilla, en la rueda de prensa ofrecida desde la Cámara Alta, se reveló una lista de políticos y periodistas que fueron víctimas del presunto espionaje, entre quienes se encuentra el presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

En la lista de 45 personas escuchadas entre 2013 y 2016, también aparece el secretario de Gobernación (Segob), Miguel Ángel Osorio Chong; el canciller, Luis Videgaray Caso; la secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Rosario Robles, y el titular de Hacienda (SHCP), José Antonio Meade Kuribreña.

A nivel local, se encuentran el actual gobernador, Antonio Gali, y su esposa, Dinorah López, su hijo, Tony Gali López, así como, el titular de la Secretaría General de Gobierno (SGG), Diódoro Carrasco; el fiscal, Víctor Carrancá.

Además el presidente del Congreso, Jorge Aguilar Chedraui; el alcalde, Luis Banck; el titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), Jesús Morales Flores; el regidor capitalino, Adán Domínguez; el rector de la Universidad Iberoamericana, Fernando Fernández Font, y hasta el arzobispo, Víctor Sánchez.

Entre los periodistas que aparecieron en el listado que cuenta con 10 mil 76 archivos de grabación están: Fernando Maldonado, Martín Hernández Alcántara, Aurelio Fernández Fuentes y Mario Alberto Mejía.